ELDIA.es, volver a la portada
Santa Cruz Capital
Excelente acogida a El Corte Ingl?s
Ataque contra EE UU
Galer?a fotogr?fica
PUBLICIDAD
Informaci?n econ?mica actualizada cada 5-10 min.
  Especiales   Debates   Entrevistas   Buscador   Hemeroteca   Ticker de noticias
 Portada
 ?ndice
 Actualidad
 Criterios
 Tenerife
 Santa Cruz
 La Laguna
 Tenerife Norte
 Tenerife Sur
 La Palma
 Islas
 Venezuela
 Canarias
 Vivir
 Cultura
 Dinero y Trabajo
 Nacional
 Internacional
 Jornada
 Deportiva
 Esquelas
 Agenda
  Gente
 Comunicación
 Última
  Portada
  impresa
  Mercados
  Subvenciones
  Publicidad
  Gacetillas
  Suscripciones
  Conozcanos
  Contacto
 
Ir al ?ndice de GenteMi?rcoles, 24
octubre 2001


Pasi?n por lo t?pico

Luciano lleva desde 1958 dedicado a la fabricaci?n de ch?caras y tambores en La Gomera, concretamente en La Palmita, en el municipio de Agulo, donde convive con su mujer y se dedica a la agricultura.

Luciano quiere recuperar un viejo tambor al que ten?a mucho cari?o y que perdi?, como dice, por confiado. La historia es la siguiente: "Vino un hombre un d?a y dijo que era profesor en el Sur de Tenerife, y que quer?a un tambor para regalar a su esposa embarazada. Como no me quedaban le ofrec? mi viejo tambor, con la condici?n de que le har?a otro para cambi?rselo m?s adelante. De eso hace ya meses y todav?a lo estoy esperando".

MARISOL BARROSO, S/C Tenerife Aunque en La Palmita todos lo conocen por Luciano, el verdadero nombre de este artesano gomero es Abraham Conrado Cordob?s, acreditado constructor de ch?caras y tambores y uno de los pocos que a?n quedan en la Isla dedicados a este quehacer.

Encontrarlo no es tarea f?cil. El caser?o de La Palmita, situado en el municipio gomero de Agulo, parece alejado del resto del mundo. Tras recorrer varios kil?metros sin un alma, por fin, a lo lejos, en un barranco damos con este popular personaje.

Nacido en el a?o 1926, Luciano dedica todo el tiempo libre que le dejan las duras faenas agr?colas a confeccionar estos instrumentos, que vende sin tener que moverse de casa.

Sus clientes son de lo m?s variado: m?sicos, estudiantes, jubilados, comerciantes y personas de todo tipo que se sienten interesadas en el folclore y en las tradiciones isle?as en general.

"Hay gente que viene desde Las Palmas o peninsulares que han llegado hasta aqu? expresamente para comprar porque se han enterado, a su vez, por amigos de c?mo localizarme. Tambi?n me ha pasado que el mismo d?a que se celebra una fiesta popular aqu? en La Gomera muchos vienen a por un par de ch?caras o un tambor que llevarse a la procesi?n. As? ocurri? hace unas semanas con motivo de la que tuvo lugar en El Paso, en Alajer?".

Al volver la vista atr?s, Luciano reconoce no haber tenido una vida f?cil ni mucho menos c?moda.

En los a?os cincuenta emigr? a Venezuela, y es que como recuerda, "los tiempos no eran buenos, y aunque hubiera habido dinero, no hab?a ni zapatos que poder comprar".

Estuvo cinco a?os en aquel pa?s trabajando en el sector de la construcci?n, hasta que, desencantado y con enorme a?oranza de su tierra, decidi? volver en 1958. Desde entonces construye ch?caras y tambores.

Al preguntarle por los mejores recuerdos que conserva de su juventud, se le ilumina el rostro, y rememora una ?poca en la que, con la mercanc?a al hombro, recorr?a a pie la distancia de varios kil?metros que separa su pueblo, La Palmita, del monte del Cedro, para venderla all? aprovechando la fiesta de Lourdes que hace unos a?os se celebraba en la zona norte de la Isla. "Adem?s de ser un buen punto de venta, yo tambi?n participaba en la celebraci?n y me lo pasaba fenomenal. Es una pena que no se pueda disfrutar de una fiesta igual hoy en d?a, ya sabe usted, por lo del peligro de incendio y todo eso...".
En su peque?o taller, situado junto al lagar, Luciano era capaz de elaborar un par de ch?caras en un solo d?a. "Ahora, la artrosis me impide tener la misma agilidad de hace unos a?os", nos dice con triste resignaci?n.
Para su fabricaci?n emplea distintos tipos de madera, dependiendo de su disponibilidad, aunque su preferida es la del moral: "Es m?s dura para trabajar en ella, pero es de mucho mayor calidad".
Otras a las que tambi?n recurre son la caoba y el casta?o.
Por otra parte, para los tambores usa madera de caoba, mimbre y cuero de vaca.
Para la confecci?n completa de uno de estos instrumentos, Luciano insiste en que s?lo necesita "unas cuantas horas libres y bastante tranquilidad. Tengo una cabra y varias gallinas que atender y, adem?s he estado los ?ltimos d?as con mis hijos en lo de la vendimia y no he tenido tiempo de sentarme un momento. Espero que las cosas cambien y pueda volver a mis asuntos, porque mi paga y la de mi mujer son peque?as y el dinero que gano con los instrumentos nos ayuda a salir adelante".
Luciano se jacta de haber conocido en la vida a mucha gente: buena, mala, generosa y ru?n; pero en lo que todos coinciden es en su inter?s por las tradiciones isle?as. Al contrario de lo que muchos pudieran pensar, la entrada del nuevo siglo ha supuesto un renacer del inter?s que hab?a por lo tradicional y por el folclore. "A casa viene mucha juventud que quiere ver c?mo trabajo y hace muchas preguntas. La televisi?n tambi?n vino hace un tiempo y me grab? para echarlo otro d?a por la tele, aunque yo me lo perd?. Me alegro de que no se olviden de La Gomera, que es lo m?s importante de todo".
Luciano se tiene que despedir a toda prisa de nosotros y es que ?quien lo dir?a!, a su modo, la vida en La Palmita tambi?n tiene su ajetreo y debe atender a las gallinas.
Posterior
FIESTAS


 

 

 

Imprimir
Volver al índice



FIESTAS

Salida apote?sica de Jesul?n del hospital tras el accidente

 Portal ELDIA.ES | Buscador | Entrevistas | Hemeroteca | Portada en papel | Ticker de noticias | Documentos
 Editorial Web institucional Publicidad medio impreso - internet | Suscripciones | Solicitud de ejemplares | Direcciones de contacto | Promociones anteriores | Teléfonos
 Comunidad ?Quiere que su p?gina de arranque sea eldia.es? Leer instrucciones
Si desea enviar una carta al director o a alguna de las secciones del periódico, nuestro e-mail de contacto.
 

© Editorial Leoncio Rodríguez, S.A.
(Avda. Buenos Aires, 71 S/C de Tenerife - España.

Publicación digital controlada por OJD