Santa Cruz de Tenerife

TRAGEDIA en Santa Cruz

Al menos cinco personas murieron ayer, cuatro en Santa Cruz de Tenerife y una en La Laguna, a consecuencia de las lluvias torrenciales que asolaron durante la tarde la Capital y sus alrededores, dejando la zona incomunicada. No se recuerda nada parecido.

1/abr/02 22:13 PM
Edición impresa

Un fenómeno de gota fría dejó caer sobre la Capital, el barrio pesquero de San Andrés y, en menor medida, La Laguna, cientos de litros en unas pocas horas, a partir de las tres de la tarde, formando trombas de agua que arrastraron coches y personas, algunas de las cuales fueron rescatadas por los bomberos, y hasta derribaron árboles. Las entradas a la Ciudad por las dos autopistas fueron cerradas por la Policía Local para no aumentar el caos circulatorio, los teléfonos dejaron de funcionar, el fluido eléctrico se cortó y durante algunas horas el pánico se apoderó de muchas personas que vieron peligrar sus casas y hasta sus vidas sin poder pedir auxilio a los bomberos. Mientras, miles de santacruceros no pudieron regresar a sus casas y se quedaron en los alrededores, a la espera de que se despejaran las carreteras.

Los meteorólogos no recuerdan nada igual. Fue un diluvio, cuya virulencia, acompañada en ciertos momentos de aparato eléctrico, sólo se explica por un fenómeno de gota fría, aunque éste no había sido predicho, los meteorólogos sabían que podía llover fuerte. Se echó mano, incluso, del Ejército.