Santa Cruz de Tenerife

El dolor y la consternación marcan los dos primeros funerales de las víctimas

Seis muertos, un desaparecido y más de un centenar de heridos es el balance dejado por las lluvias torrenciales del pasado domingo. EL DÍA relata las situaciones que rodearon el fallecimiento de los fallecidos, cinco de ellos en Santa Cruz y uno en La Laguna.

EL DÍA, Santa Cruz de Tenerife
2/abr/02 22:14 PM
Edición impresa
A las tres de la tarde de ayer se celebraron los dos primeros duelos de las seis víctimas del temporal. El funeral de Berta Martínez Jerez se celebró en la parroquia de Los Gladiolos (aunque no recibió sepultura sino que será incinerada hoy), mientras que el de Jesús Antonio Galván Martín fue en la iglesia de San Cristóbal, en La Higuerita. El dolor y la consternación marcaron ambos duelos. Para hoy están previstos los funerales de Manuel Ramos González, a las 10:30 horas, en la parroquia de San José; Samanta Mendoza Doria, 10:30 horas, en Los Gladiolos; Juan Carlos Rodríguez García, 11:00, también en Los Gladiolos, y Gregorio Ramón Travieso Pérez, 13:00, en Santa Bárbara (Tío Pino).
Seis muertos, un desaparecido y más de un centenar de heridos es el balance de la trágica tarde - noche del pasado domingo. Cinco de las víctimas se registraron en la Capital tinerfeña y una, en La Laguna. La identidad de esta última corresponde al voluntario de Protección Civil Jesús Antonio Galván Martín, soltero y de 35 años, que junto a compañeros, prestaba ayuda en Los Majuelos cuando fue arrollado por el agua, informó el médico forense de guardia Miguel Ángel Tous. El drama ha marcado a la familia de Jesús Antonio, distinguido ayer a título póstumo con la Medalla de Oro del Ministerio de Interior, a quien se le murió hace tiempo un hermano en un accidente de tráfico.
En Santa Cruz, el agua se cebó, en especial, con el barrio de Los Lavaderos. Allí pereció la tarde del domingo Samanta Mendoza Doria, de 2 años y medio, que se hallaba en el interior de su casa junto a su familia, formada por el matrimonio, un niño de 6, otro de año y medio, y un bebé de nueve meses. El agua derribó la vivienda - otras fuentes apuntan que un coche, arrastrado por la riada, chocó contra un muro y lo derribó, cayendo sobre la casa - dejando solamente una habitación en pie, en la que se encontraba Samanta. Todos salieron menos ella. Su hermano mayor, Eugene, resultó lesionado y fue trasladado a Hospiten Rambla, donde fue intervenido quirúrgicamente. El mismo centro sanitario prestó asistencia a sus padres, víctimas de un ataque de nervios al conocer el fallecimiento de su segunda hija.
Mientras, el cuerpo de Manuel Ramos González, de 23 años, vecino de Los Lavaderos, fue encontrado en el mediodía de ayer después de que fuera arrastrado por la riada en el lugar donde se trasladó para conocer la situación. Este último fue el único de los seis fallecidos que fue rescatado ayer - al mediodía - , ahogado después de que fuera arrastrado por la riada.
A las 20:00 horas del domingo fallecían otras dos personas a la altura del túnel de Las Resbaladas. Se trata de Juan Carlos Rodríguez García, de 46 años, y Berta Martínez Pérez, de 52 años y madre de nueve hijos. Ambos viajaban en un todoterreno, que volcó, junto a otra señora, Ana Alicia Hernández Vidal, con dos de sus hijos, Iván, de 9 años, y Aarón, de 3. Estos tres últimos fueron rescatados por los bomberos y resultaron ilesos, pero presenciaron la muerte de sus acompañantes.
En la calle Eduardo Zamaçois, en Tomé Cano, falleció Gregorio Ramón Travieso Pérez, de 45 años, por ahogamiento y no de infarto, como se dijo inicialmente. La alerta fue comunicada a las 1:00 horas del lunes, cuando una llamada advirtió al Centro de Salud de Los Gladiolos que debajo de un coche había un cadáver, arrastrado por la corriente de agua y lodo. De los seis muertos, sólo a la niña se le realizó la autopsia, al resto se les practicó un reconocimiento por ahogamiento.