Santa Cruz de Tenerife

Un panorama desolador


2/abr/02 22:15
Edición impresa

SANTA CRUZ DE TENERIFE amaneció ayer conmocionada tras el diluvio de la tarde-noche anterior. Varios fallecidos y desaparecidos, numerosos heridos, árboles caídos, coches destrozados, casas inundadas, hogares sin luz ni agua, calles repletas de lodo y miedo en los rostros. Así se puede resumir el paisaje después de la tragedia. Los expertos esperaban lluvias, pero no el tremendo chaparrón caído, aunque no es hora de buscar responsables, sino de trabajar para reconstruir la Capital de la Isla. Una vez se cifren las pérdidas materiales, llegarán las ayudas precisas.