Santa Cruz de Tenerife

"La mayoría de los niños que nacen ahora tienen altas capacidades"

El psicoterapeuta Luis Sánchez, que ofrece hoy una conferencia sobre los "Niños de altas capacidades y niños índigo, cómo conocerlos y ayudarles" en el Club La Prensa, asegura que su número va en aumento, por lo que aboga por una reforma del sistema educativo para que reciban una atención adecuada.
EL DÍA, S/C de Tenerife
5/may/05 6:08 AM
Edición impresa

"Creo y siento que vienen a cambiar este sistema caduco, acabado, como se está comprobando y, hasta genéticamente, vienen preparados para funcionar de otra manera". Así se refiere el psicoterapeuta Luis Sánchez a los niños con altas capacidades o niños índigo, los que hasta ahora se conocían como chicos sobredotados.

Según la tesis que maneja, y que apoya en "muchos investigadores", "el 80 o el 90 por ciento de los niños que están naciendo son así, por tanto, son la mayoría, y, cuando sean adultos habrá que ceder en cómo ellos quieran concebir el mundo".

"Niños de altas capacidades y niños índigo, cómo conocerlos y cómo ayudarlos" es el título de la conferencia que ofrecerá hoy, a las 20:30, Luis Sánchez, licenciado en Psicología por la Universidad de Salamanca, psicoterapeuta y presidente de la Asociación Vida en Esencia, sobre los que se han venido llamando niños sobredotados, cuyo cociente intelectual es de 130 o superior.

Niños índigo, según explica, "parte del nombre dado por una investigadora americana que, elaborando un trabajo sobre el color y la personalidad, descubrió, en relación al aura, que, a partir de unos momentos, muchos niños tenían ese color añil que no se encontraba en otras generaciones". Según esa y otras investigaciones, agrega, "se ha comprobado que son chicos con un desarrollo interior, con una sabiduría y con unas capacidades intelectuales y creativas muy grandes".

"La parte emocional o sensitiva es muy especial -prosigue acerca de lo que caracteriza a estas personas- e, incluso, captan sensaciones que otras personas no perciben; anticipan situaciones", algo que Luis Sánchez atribuye a que desarrollan más su parte psíquica o la intuición: "Muchos de ellos captan hasta lo que uno está sintiendo interiormente, porque son individuos muy sensitivos". De ahí que, "cuando en el colegio no se sienten entendidos, se aíslan y empiezan a tener fracaso escolar o se vuelven rebeldes o agresivos. A menudo se les confunde con niños hiperactivos, cuando muchos de ellos no lo son y lo que tienen es una gran vitalidad".

Precisamente, el interés de este psicoterapeuta surge de su propia consulta y de la experiencia, "pues he comprobado que tienen problemas y son tratados como si padecieran alguna patología". A juicio de Luis Sánchez, no encajan en una sociedad tan vertiginosa como en la que vivimos y demasiado ocupada como para prestar la atención que requieren. "Identificar, que no etiquetar" a estos niños, ocupará parte de la conferencia que ofrecerá esta tarde, puesto que presentan características comunes, "aunque luego cada uno es diferente".

Identificarlos

También abordará cómo tratarlos o ayudarles, pues señala: "A estos chicos hay que entenderlos desde otro punto de vista, no puramente racionalista o materialista, si se quiere más espiritual y más amplio, porque tienen una sabiduría interior muy grande y, a veces, te hablan de temas tan profundos como la muerte, de Dios o del universo. Son niños con una conciencia más planetaria y global y, quizá, en esta sociedad estamos más acostumbrados a ser muy materialistas y muy reduccionistas, y a ver sólo nuestra parcelita de lo mío". "Los niños con altas capacidades o índigo tienen unos valores más humanos y universales, y lo tienen muy claro, porque si les intentas decir otra cosa, ellos te dirán que es de esa forma", apunta.

Informar a padres y profesores es la propuesta que hace Sánchez. "Es la base fundamental, porque cuando el hijo se ve atendido, comprendido y atendido, se le da lo que él necesita, y hay algunos que necesitan algo artístico. En cambio, las limitaciones no las aceptan bien ni la autoridad sin razonar, el tan recurrido porque yo te lo digo".