Santa Cruz de Tenerife
ICOD DE LOS VINOS

El escándalo está servido

La denuncia de la Fiscalía de la Audiencia Provincial contra el ex alcalde Juan José Dorta y siete ediles de su último gobierno, destapada el viernes por EL DÍA, sigue marcando la vida local.
RAFAEL BARRETO, Icod
2/sep/07 24:54
Edición impresa

La denuncia de la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife contra el ex alcalde socialista y siete concejales del anterior grupo de gobierno del Ayuntamiento de Icod de los Vinos por la presunta comisión de delitos continuados contra la ordenación del territorio y de prevaricación urbanística podría adquirir carácter de auténtico escándalo político si se confirmaran o probaran los hechos y recayera una sentencia firme al final del proceso que se inicia ahora. La noticia ha cogido de sorpresa a gran parte de la sociedad de la Ciudad del Drago, hasta el extremo de que, a primera hora de la mañana del viernes, se habían agotado los ejemplares de EL DÍA en los kioscos y puestos de venta y se difundían fotocopias de las informaciones sobre este caso. Sin embargo, en medios políticos ya se había mostrado cierta inquietud por algunas actuaciones del anterior equipo de gobierno, que se sustanciaron en sendas preguntas en sesiones del Pleno del consistorio que no fueron respondidas.

El ex alcalde, Juan José Dorta, manifestó a este periódico el jueves que su conciencia está tranquila, que ha entregado la documentación que le han requerido, que todo se debe a una venganza personal de dos personas y que se debe dejar actuar a la justicia, que será la que aclare todo este asunto. Un escándalo originado tras la puesta en conocimiento de los presuntos delitos ante la Fiscalía Anticorrupción, en Madrid, que luego derivó el caso a la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, que comunicó la formulación de la denuncia por la adopción de acuerdos de concesión o de proposición de concesión de licencias municipales, así como por aprobación de los proyectos de ejecución y contratación, por dictar decretos y por un presunto delito continuado contra la ordenación del territorio en su modalidad de prevaricación urbanística. Estos delitos están tipificados en los artículos 319, 320, en relación con el artículo 74 del Código Penal. Se acusa al alcalde y a otros siete ediles de su último gobierno de otro delito continuado de prevaricación previsto y penado en el artículo 404 en relación con el artículo 74 del Código Penal.

La Fiscalía de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife trasladó tal denuncia al Juzgado Decano de Instrucción y Primera Instancia de Icod, que será el que abra diligencias previas y conozca la versión de los encartados en la demanda.

"Grandes empresas"

La Fiscalía imputa al ex alcalde y siete tenientes de alcalde una presunta prevaricación por la concesión de licencias y adjudicación de obras a grandes empresas de forma irregular y sin los oportunos trámites legales.

Las fuerzas políticas consultadas por este periódico sobre este caso coinciden en señalar la conveniencia de respetar las actuaciones judiciales y de dejar a salvo la presunción de inocencia de los imputados, como se recoge en la Constitución, siendo los jueces los que emitan un fallo.

El secretario general de los socialistas icodenses, José Ramón León, indicaba el viernes a este periódico que hasta que no culmine el proceso no se podrá opinar, hay que dejar a los jueces que hagan su trabajo. El dirigente socialista apuntó que "este asunto causa daño al partido y estoy absolutamente apesadumbrado por la noticia y por los presuntos hechos a los que se hace referencia. Sin embargo, creo que hay que hacer una distinción entre las personas y los partidos".