Santa Cruz de Tenerife

Cartas al Director

Ese tufillo...
5/nov/07 7:33 AM
Edición impresa

Recuerdo cuando mi baño semanal en el mar era fuente de salud, placentero, relajante,y me llenaba de vitalidad para afrontar la semana. Poco a poco, ese aromático mar se fue degradando debido a las aguas fecales que lo inundaban sin piedad, y aquella fuente de salud se ha convertido en situación desagradable pues, acostumbrada a nadar una hora y parecerme poco, ahora me da pinchazos en la piel, percibo un olor a papel higiénico y a otras cosas que ya pueden imaginar y me apresuro a terminar mi tabla de natación.

He buscado mares más limpios y así es como me di cuenta de que estamos totalmente invadidos por aguas fecales. Ahora observo el agua cuando voy a nadar e intento no salir de los espacios que creo que están menos sucios porque llevo toda mi vida nadando en el mar y me resisto a dejarlo. Pero hoy me he preocupado aún más, pues, sorteando ese olor desagradable, nadé como de costumbre y al llegar a mi casa me ha dado diarrea y les aseguro que no he comido ni bebido nada que la pueda causar.

Leo en la prensa que en el suministro de agua de Valleseco existe una peligrosa bacteria que ataca los intestinos y causa enfermedades que pueden ser fatales y está considerada el tercer indicador de contaminación fecal de las aguas. Curiosamente, ese suministro procede en parte de agua desalada.

También leo otras "aromáticas" noticias, como que en una parada de guaguas hay filtraciones de aguas fecales ¡qué sana y agradable es la espera de la guagua en ese lugar! ¡Estarán deseando que se retrase! Las viviendas de la ladera de San Andrés padecen filtraciones de aguas fecales y un tubo de aguas fecales desemboca directamente a la altura de una vivienda a pleno aire libre. Todo esto me recuerda el paseo pestilente y peligroso por el paisaje protegido de Costa Acentejo (entre Tacoronte y El Sauzal), que se encuentra totalmente invadido por aguas residuales, aunque no debemos preocuparnos porque alguien me ha comentado que nuestra Administración ya ha tomado las medidas oportunas. ¡Han colocado un cartel que dice: "Peligro de resbalar por aguas fecales, junto al cartel de "Paisaje Protegido"! ¡Así nos va con el turismo, amigos!

Otro más: María Jiménez pide solución a los vertidos fecales en el barranco de El Bufadero. Y tú dices? ¿estos no son atentados graves contra la salud pública?, ¿y eso no es delito?

M. A. G. D.

La feria de artesanía de Garachico va a más

El ayuntamiento de Garachico, ante las manifestaciones realizadas por don José Pérez Martín en el periódico El Día, en la sección "Cartas al director" de fecha 10 de octubre de 2007, manifiesta lo siguiente:

No siempre llueve a gusto de todos y es lógico que cualquier empresa o colectivo que siente la necesidad de reivindicar derechos o plantear su malestar, ante iniciativas que deciden los políticos que nos representan, lo hagan y lo expresen de la forma que consideren conveniente.

Sin embargo, no se puede compartir con el Sr. Jesús Manuel Pérez el hecho de que, para reivindicar lo que considera un derecho utilice la degradación, la crítica destructiva y la incoherencia hacia, en este caso, una feria, la Feria de Garachico, que, sin menospreciar por supuesto a la de Pinolere, se puede considerar como de las más importantes que ahora mismo tiene la isla de Tenerife.

No es posible saber de dónde ha sacado la información que aporta sobre la supuesta mala calidad, la falta de criterios de la selección de artesanos, que le llevan incluso a calificar a esta feria como mercadillo persa de hippies y de souvenirs sin gusto, pero es irremediable que le tengamos que aclarar el poco fundamento que tiene su opinión.

En primer lugar, la Feria de Garachico cumplió este año su XXVII edición continuada, por tanto queda patente que es una de las más antiguas de Canarias, y claramente más antigua que la de Pinolere. Esta feria reunió, en los dos días de duración, en julio, a más de 10.000 visitantes, con lo cual no parece ser una feria que venga a menos, ni que no mantenga unos criterios de calidad, como se afirma en el escrito del Sr. Jesús Manuel Pérez Martín. Además, se habla de falta de criterios a la hora de seleccionar a los artesanos que participan, y esto parece algo bastante sorprendente, cuando los propios artesanos saben que el criterio imprescindible, para poder participar en la misma, es estar en posesión del carné de artesano, en plena vigencia, en el momento de la presentación.

Además, en las bases de participación queda patente que aquellos artesanos que no respondan a unos mínimos de calidad en su producto y en la presentación del mismo podrán ser rechazados por la comisión de valoración y selección que, en efecto, así lo han hecho en algunas ocasiones.

Otro de los criterios que se utiliza en la Feria de Artesanía de Garachico es el sondeo de ventas. Cada año se pregunta a un número importante de artesanos el nivel de ventas, en modalidades diferentes, recogiéndose el resultado como un dato de valor en las comparativas de las diferentes ediciones. Así sabemos que en la ultima edición de la feria las ventas aumentaron, en la mayoría de los artesanos, con respecto a ediciones anteriores.

En conclusión, sólo pretende dejar claro a la opinión pública que la Feria de Artesanía de Garachico es un evento cultural muy significativo dentro del mundo de la artesanía de Canarias y que, con gran empeño, esperamos mejorar en cada edición. Recordemos que reúne, año tras año, a gran cantidad de artesanos de los más variados oficios, permitiendo así rescatar del olvido antiguas tradiciones y ofreciendo al visitante la riqueza artesanal del archipiélago canario. Como antecedente cabe mencionar que cada año va en aumento el nivel de exigencia a los artesanos participantes; siendo necesario hacer una selección para que aquellos que, en posesión de su carné de artesanos, y teniendo un hacer de calidad y buena presentación de sus productos, puedan participar.

Es también motivo de consideración el que siempre han estado representadas alrededor de 40 modalidades de diferentes oficios artesanales, de las cuales, más del cuarenta por ciento son dedicadas a la artesanía tradicional. Destacan también las actividades complementarias que se ofrecen y enriquecen a la Feria, las cuales nos muestran siempre las más variadas ramas de la cultura popular canaria en sus múltiples manifestaciones.

La Feria de Garachico está contemplada por los artesanos como una de las mejores de la Isla, añadiéndose la singular belleza del municipio y más concretamente del entorno en el que se desarrolla la misma, convirtiéndose cada año en cita obligada de miles de personas.

Luis Miguel Pérez Velázquez

(Concejal de Cultura, Fiestas y Turismo de Garachico)