Santa Cruz de Tenerife

Los secretos del templo

La Sociedad Añaza hizo posible que en 1900 Santa Cruz fuera una ciudad con vínculos masónicos. La rehabilitación costará casi 3 millones de euros y las obras en el templo más importante de España arrancarán en 2009.
CRISTINA ÁLVAREZ, Tenerife
14/nov/07 1:21 AM
Edición impresa

Es un edificio único, simbólico y sus paredes han servido de testigo fiel a ceremonias con significado que perduran en una parte de la sociedad y de la historia isleña y la traspasa mucho más allá. La rehabilitación del edificio de la Sociedad Añaza, sede oficial de la logia masónica de Tenerife, costará entre dos y tres millones de euros que se subvencionarán a lo largo del mandato. Las obras podrían comenzar a final de 2008 o principios de 2009 y estarán sufragadas por el ayuntamiento y algunas obediencias masónicas, aunque se pedirán ayudas al Cabildo tinerfeño, el Gobierno de Canarias, administraciones estatales y europeas.

Miguel Zerolo, alcalde de Santa Cruz de Tenerife, comentó que "éste es el templo masónico más importante de toda España. Cuando esté restaurado tendrá un ámbito internacional. No sólo será un entorno de Santa Cruz, sino del resto de España y de otros países".

Alfonso Soriano, concejal de Patrimonio Histórico, apuntó que "esta logia es la única de España y es una de las pocas que se conservan en el extranjero. El arquitecto municipal Manuel de Cámara y Cruz construyó a principios del siglo XX el edificio de la logia y casualmente otro arquitecto, Germán Delgado, será el encargado de rehabilitarlo".

El destino.- El destino que se dará al templo masónico, según el alcalde, será "el de un espacio abierto al público para que todo el mundo pueda verlo. Otra idea es crear un instituto masónico que permita, con la tutela del ayuntamiento, que estén todas las obediencias en esa institución y que se puedan realizar las distintas celebraciones". Asimismo, habrá una pequeña zona donde se puedan exhibir todos los elementos y aspectos de la masonería. No obstante además se contará con una biblioteca de temas masónicos.

Ángel Llanos, concejal de Hacienda, apuntó que "para el ayuntamiento es una inversión muy destacada".

Germán Delgado, arquitecto jefe de Patrimonio Histórico, afirma que "el edificio está muy bien para tener cien años, ya que todos los elementos estructurales están en perfecto estado. La falta de alguna que otra teja se debió al temporal Delta, pero se sustituirán". La reposición del falso techo y que representa la luz del amanecer no será un problema. El templo masónico y el de Salomón contienen similitudes en algunos elementos arquitectónicos. Sólo se pueden recorrer dos de las tres plantas de que consta la Sociedad Añaza subiendo por una escalera de madera que se conserva en buen estado. El piso de la primera planta está bien conservado, pero en la primera hay parqué sobre la madera y tendrá que ser arrancado. Las partes que fueron modificadas cuando el edificio fue de uso militar se pueden arreglar. En la posguerra se plantaron unos árboles en el jardín de la fachada que ya han sido talados, explicó Delgado Pérez.

El arquitecto encargado de la restauración apunta que "se tardará un par de años en acabar el proyecto, ya que no tenemos prisa porque no buscamos rentabilidad económica, sino que pretendemos culminar un proyecto científico". Lo más difícil de restaurar es la sala de tenidas o ceremonias, en la planta baja. El estandarte de la Sociedad Añaza se halla en Salamanca, pero se hará una réplica.