Santa Cruz de Tenerife

La Policía Judicial continúa el registro en las oficinas de Labajos

Desde las 9:00 horas de ayer y hasta entrada la noche, efectivos policiales volvieron a Bricansa, en la calle de San Clemente, para ver si el empresario tenía guardados más números de lotería premiados con reintegros y sin cobrar.
EL DÍA, S/C de Tenerife
13/dic/07 01:31
Edición impresa

"-Estamos comiendo.

-¿Cuándo nos vamos?

-Estamos esperando relevo". Este pequeño diálogo se escuchó la noche del martes entre dos efectivos de la Policía Judicial que, a las puertas de la constructora Bricansa, esperaban instrucciones sobre cómo continuar el registro que esa misma tarde había comenzado en las oficinas del empresario José Ana Pérez Labajos. Una vez llegó el relevo, ya ayer, poco después de las 9:00 horas, dos nuevos vehículos, un Audi, que portaba sobre su guantera el cartel "Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía", y un Citroën, con el tarjetón con la leyenda "Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil", aparcaron por fuera de Bricansa. Entonces ya estaba en las dependencias Pérez Labajos, que tardó más en llegar que en abandonarlas cuando aparecieron los agentes a retomar las investigaciones y que en varias ocasiones entró y salió del edificio durante la tarde.

Bricansa tiene su sede central en el quinto piso del edificio El Pilar de la calle San Clemente. Allí, la Policía Judicial comenzó sus investigaciones por el ala derecha de la planta, la más próxima a la calle precisamente del Pilar, donde las continuaron hasta el mediodía de ayer, cuando los agentes iniciaron ya por la tarde las averiguaciones en el ala izquierda. Por la mañana, entre 12 y 15 miembros de la Policía llegaron a reunirse.

La docena de trabajadores de Pérez Labajos en la calle del Pilar permaneció sin poder realizar su actividad pues la Policía Judicial retiró todos los ordenadores para estudiarlos. Entre sus conversaciones, un lamento y un temor unánimes: "Será necesario un cambio de imagen de la empresa. Ni siquiera sabemos si vamos a cobrar la doble paga de diciembre".

Mientras, los "pipiolos", como llama el personal a los agentes por la juventud del personal -"se nota que se trata de gente recién estudiada"- siguen sus indagaciones. El empresario sale de la cafetería y vuelve a la oficina. Así, una y otra vez, si bien nunca pierde las formas y saluda con respeto y sin aparente nerviosismo. "Esta mañana hablé en Radio El Día y me llevé una inmensa reprimenda de mi abogado porque el caso está bajo secreto de sumario", se justifica sin querer entrar en materia.

José Ana Pérez Labajos, a quien un auto dictado por el magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón coloca en el punto de mira por un supuesto trato de favor recibido en la trama del "caso Fórum" para la construcción de un puerto deportivo en San Andrés, sólo se atreve a confirmar que los agentes encontraron varios números de lotería, ya antiguos, premiados con el reintegro, y que todavía él no ha cobrado. "Le puedo decir dónde los compro", añade.

Cerca de las 21:00 horas de ayer continuaban las investigaciones en Bricansa. Durante el día, otra de las supuestas investigadas, la ex concejala del PSOE, Herminia Gil, quien fuera asesora del alcalde Miguel Zerolo en Participación Ciudadana durante el pasado mandato, también rechazó hacer manifestaciones sobre el caso. Las fuentes consultadas aseguraron el martes que se encontraron 6.000 euros en su casa. "Lo único que sé es que hay un auto que se dictó hace un año; no hay ninguna imputación y, como está bajo secreto de sumario, hasta que la jueza no termine las investigaciones, no nos podremos personar por más que queramos", explicó.

Las fuentes de la Subdelegación del Gobierno recuerdan que la investigación fue ordenada por el magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.