Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Policía registra tres propiedades en relación con el atropello en Londres leer

Rivero mantendrá el discurso de firmeza frente a Madrid "pese a quien pese"

El presidente canario, Paulino Rivero, instó al Estado en su discurso con motivo de despedida del año a una mayor colaboración para solucionar conjuntamente problemas como la financiación sanitaria y la inmigración irregular.
EL DÍA, S/C de Tenerife
2/ene/08 14:02 PM
Edición impresa

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, instó la noche del 31 de diciembre al Estado a una mayor colaboración con su Gobierno para solucionar los principales problemas de los canarios, y abogó por renovar su compromiso con los más de dos millones de canarios que viven dentro y fuera de las Islas. Además, Rivero hizo un llamamiento para que los hombres y mujeres que residen en Canarias se sientan partícipes de "nuestro proyecto", que es la Canarias del siglo XXI.

En su discurso con motivo de despedida del año, Rivero centró sus palabras en sus objetivos y apostó por el esfuerzo que realizará de cara a los próximos años para impulsar, entre otras cosas, las políticas sociales.

En este sentido, el presidente regional hizo especial hincapié en los más desfavorecidos para lograr, de esta manera, mayor igualdad de oportunidades entre todos los canarios: "Nos esperan unos años decisivos, y no vamos a desaprovecharlos; para este Gobierno -añadió-, ellos son los primeros", dijo.

Asimismo, aseguró que a pesar de los avances y de todos los logros alcanzados por "nuestro pueblo" en los últimos años, "ésta no será la sociedad que queremos" mientras "una sola mujer sufra violencia, mientras un solo niño se encuentre en situación de desamparo, mientras un solo joven tenga dificultades económicas para estudiar, o un solo canario de cualquiera de las Islas no tenga las mismas oportunidades que los demás", detalló.

El presidente del Gobierno apostó igualmente, en su compromiso por impulsar las políticas sociales, por lograr una sociedad "digna y justa", y, por ello, afirmó, sus primeras decisiones se han volcado en las políticas dirigidas a los más necesitados.

"Esto que digo no son sólo palabras, sino hechos -defendió-. Y todo ello se puede comprobar en los presupuestos para el año que ya ha comenzado". Así, el presidente quiso aprovechar su intervención televisiva para garantizar que "estamos poniendo todos los recursos materiales y humanos al servicio de la gente de esta tierra", por lo que animó a los ciudadanos a que "confiemos en Canarias"

Contra el pleito insular

Rivero reivindicó el orgullo por "lo mucho que Canarias ha avanzado, porque los éxitos de las Islas son de todos y cada uno de ustedes". En estos términos se expresó a la hora de hacer referencia al recorrido que ha experimentado el Archipiélago durante los últimos años, aunque bien es verdad que reconoció que aún queda mucho por hacer.

"Si somos capaces de trabajar unidos, nadie nos va a parar, y nada va a parar a Canarias ni a los canarios", indicó al tiempo que abogó por la unidad de las Islas, ya que "no permitiremos que se enfrente a los canarios de unas islas con los de otras".

En este sentido, insistió en que "no permitamos que nada ni nadie rompa la unidad, porque sólo unidos podremos hacer realidad la Canarias que queremos", sentenció el presidente del Gobierno autónomo.

Con respecto a sus principales objetivos de Gobierno de cara a esta legislatura autonómica, Paulino Rivero apuntó a las políticas sociales como prioridad y para ello se comprometió a darle un giro a la economía con la intención de lograr así mayor número de puestos de trabajo, e incrementar, de esta forma, la renta de "nuestra gente". Pero eso sí, aclaró Rivero, sin consumir más suelo y protegiendo "nuestro territorio".

"Para quienes viven aquí"

Asimismo, el presidente autonómico apostó por seguir modernizando una sociedad que, a su juicio, es cada día más competetitiva e innovadora.

"Queremos -explicó- una tierra en la que se genere empleo para quienes viven aquí, en la que ni un solo joven no cuente con la formación que necesite o con la vivienda que demande; en la que ni una sola empresa canaria se vea en desventaja frente a los de fuera", añadió Rivero.

El presidente canario no quiso dejar pasar por alto en su discurso los objetivos de Gobierno con respecto a la enseñanza y la sanidad.

Así, el jefe del Ejecutivo dijo que trabajará por una Canarias que apueste "firme y decididamente" por la calidad de la enseñanza y la sanidad pública, un compromiso, aseguró, que "debemos asumir todos a partes iguales, tanto el Gobierno como los profesionales".

Llamamiento al consenso

Para ello dejó claro que su intención es lograr, entre otras cosas, un mayor consenso para sacar adelante sus compromisos, y afirmó que "buscaremos en todo momento el diálogo con todas las fuerzas políticas con representación en el Parlamento y con todos los sectores sociales y económicos del Archipiélago".

A su juicio, el Gobierno de Canarias escucha, puesto que "en apenas unos meses hemos demostrado que creemos, pero de verdad, en la participación del conjunto de la sociedad".

El presidente tuvo también unas palabras de esperanza para aquellos compatriotas y canarios que no lo están pasando bien, de tal forma que centró parte de su intervención en las familias de Sara Morales y Yéremi Vargas, los niños desaparecidos en Gran Canaria y cuyo paradero se desconoce.

"Han sido horas muy difíciles para sus familiares -recordó Rivero-, que sienten a los canarios de las siete Islas más cerca que nunca". De esta manera, reflejó el impacto que ambos casos tuvieron en la sociedad canaria, por lo que pidió que "ojalá este nuevo año convierta en sueños las pesadillas de quienes peor lo están pasando".

También tuvo palabras el responsable autonómico para ETA, cuya "barbarie terrorista", dijo, "ha reaparecido con toda su sinrazón", al tiempo que expresó sus deseos de que ésta "no vuelva a golpearnos", manifestó.

"Ciudadanos de segunda"

En cuanto a las relaciones entre Canarias y el Estado, Rivero advirtió de que el Gobierno regional se mantendrá siempre firme, "pese a quien le pese, sea donde sea y ante quien sea. No vamos a permitir que a los canarios se nos mire como ciudadanos de segunda", insistió para exigir al Gobierno central el cumplimiento de lo que considera sus deberes con respecto a Canarias. De esta forma, Rivero advirtió de que su Gobierno seguirá reclamando mayor colaboración con respecto a los problemas de los canarios, especialmente en materia de sanidad y de lucha contra la inmigración clandestina.

"No nos cruzaremos de brazos -dijo- esperando una respuesta porque hay retos como el de la sanidad que no admiten demora", señaló. Por otra parte, adelantó que de aquí en adelante seguirán denunciando la "insuficiente" atención que a su juicio se le presta al drama de la inmigración irregular en las Islas, y "nos esforzaremos en superar la pasividad estatal con actuaciones eficaces, justas y solidarias".