Internacional

Liberadas las cooperantes española y argentina secuestradas en Somalia

La médico leonesa Mercedes García y la enfermera argentina Pilar Bauza, que permanecían desde hace una semana cautivas en el norte somalí en manos de un grupo armado, fueron liberadas ayer por sus captores. Está previsto que las dos rehenes, que trabajan para Médicos sin Fronteras, lleguen hoy a España.
COLPISA, Mogadiscio
3/ene/08 14:03 PM
Edición impresa

La médico leonesa Mercedes García y la enfermera argentina Pilar Bauza, que permanecían desde hace una semana secuestradas en el norte de Somalia en manos de un grupo armado, fueron liberadas ayer por sus captores.

Las dos rehenes, que trabajan para la sección española de Médicos sin Fronteras en el país africano, se encuentran sanas y salvas, según indicaron las autoridades somalíes, y está previsto que lleguen hoy a España.

Mercedes García, de 51 años, y Pilar Bauza, de 25, formaban parte de una misión de Médicos sin Fronteras encargada de ayudar a niños aquejados de malnutrición. Fueron asaltadas y secuestradas durante un desplazamiento en un vehículo de su ONG por un grupo de hombres armados el 26 de di-ciembre en Bosasso, capital de la región de Puntlandia, al norte del país, donde son corrientes los secuestros y actos de piratería. En el momento de su captura, las dos cooperantes se dirigían al centro nutricional en el que desempeñan su trabajo, y donde atienden a unos 7.000 niños menores de 5 años.

Tras su secuestro, los atacantes solicitaron, a cambio de su liberación, un rescate de 250.000 dólares, que las autoridades de Puntlandia -región independiente "de facto"- rechazaron pagar. Comenzó entonces una negociación en la que los secuestradores llegaron a ofrecer liberar a las rehenes a cambio de que las autoridades garantizasen que podrían huir y que no serían perseguidos por la Justicia somalí.

El Ministerio de Información de Puntlandia anunció ayer que ambas mujeres "ya han recobrado la libertad y se encuentran en un hotel de Bosasso, en presencia del presidente de Puntlandia y de otros responsables locales". Según las autoridades locales, las dos cooperantes "se encuentran moral y físicamente bien, su estado es muy bueno". Con ellas estaba, además de las autoridades locales, el embajador español en Kenia, Nicolás Martín Cinto, quien expresó su satisfacción por el feliz desenlace del secuestro.

La liberación fue confirmada en España por el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, quien destacó el "buen estado de salud" de las dos rehenes. Moratinos habló por teléfono desde Córdoba con la médico leonesa y después llamó a su familia para comunicarle su liberación, y avanzó que su llegada a España podría producirse entre la tarde y la noche de hoy.