Jornada Deportiva

K.O. del terrorismo al Dakar

Los organizadores de la prueba más importante del mundo de raids decidieron en el día de ayer suspender la carrera por primera vez en treinta años de historia. Las amenazas terroristas, la gran culpable.
EFE, Lisboa
5/ene/08 10:07 AM
Edición impresa

Los organizadores del Rally Dakar 2008 anunciaron ayer la suspensión de la prueba, justo un día antes de su inicio, a causa de la amenaza terrorista que pesa sobre Mauritania, escenario de ocho etapas de la competición.

Ante "la tensión política internacional", el atentado que costó la vida a cuatro franceses el pasado día 28 atribuido a la banda Al Qaeda en el Magreb y "las amenazas directas contra la carrera", los organizadores "no puede pensar en otra solución razonable que la anulación de la prueba deportiva", indicaron en un comunicado.

A un día del inicio de la prueba -hoy se daba la salida-, que debía comenzar en Lisboa, el Dakar 2008 se anuló por primera vez en sus 30 años de historia, una decisión inédita cuyas consecuencias son imprevisibles para el raid más importante del mundo.

"La anulación de la edición de 2008 no cuestiona el futuro del Dakar", indicó la organización que señaló que este rally "es un símbolo y nadie puede destruir los símbolos".

Los organizadores se comprometieron a "proponer a partir de 2009 una nueva aventura a todos los apasionados del rally raid".

Recordaron que su principal responsabilidad es "garantizar la seguridad de todos", desde la población local a los participantes, periodistas y a todos los miembros de la amplia caravana de la carrera, tanto los franceses como los de otras nacionalidades, señalaron los organizadores.

ASO, empresa que organiza el Dakar, reiteró su "apuesta por la seguridad de todos" que "nunca será comprometida en el seno del rally".

De paso, la organización condena "la amenaza terrorista que echa por tierra un año de trabajo, de compromiso y de pasión para todos los participantes y los diferentes actores del mayor rally raid del mundo".

"Consciente de la inmensa frustración, particularmente viva en Portugal, Marruecos, Mauritania y Senegal, como en todos nuestros fieles socios, más allá de la decepción general y de las graves consecuencias económicas, en términos de beneficios directos e indirectos, para los países de paso, ASO seguirá defendiendo los valores que llevan consigo los grandes eventos deportivos, como proseguirá su compromiso por el desarrollo sostenible" a través de las acciones paralelas del Dakar, indicó una organización que se ha visto superada por las amenazas terroristas.