Santa Cruz de Tenerife
JOSÉ MELCHOR HERNÁNDEZ CASTILLA *

De cono volcánico a industria: La Gañanía, en Los Realejos

9/ene/08 14:06 PM
Edición impresa

TRES MONTAÑAS o montañetas pertenecen al patrimonio natural, paisajístico, pictórico e histórico del Valle de La Orotava. Los planos de Miguel Maffiote, en 1839, de José Agustín Álvarez Rixo, en 1863 y de Cayetano Fuentes, en 1893-1905, atestiguan la importancia geológica de dichos monumentos. En 1430, estos tres conos volcánicos se manifestaron en forma de escorias, lapilli (pequeñas piedras) y coladas basálticas que llegaron hasta la costa. De la erupción de estos volcanes resultaron la montaña de Las Arenas (llamada también de La Horca o de La Orotava), de aproximadamente 20,86 hectáreas y de 249 metros de altitud; la montaña del Fraile o de los Frailes (actualmente La Montañeta), con 25,71 hectáreas y de 370 metros de altitud; y la montaña de Las Gañanías o de La Gañanía (denominada además del Granadillar), de entre 13 y 14 hectáreas y de 400 a 450 metros de altitud.

La montaña de Las Arenas fue registrada en los años 80 dentro del catálogo de Protección de Elementos Naturales y Paisajes del Ayuntamiento del Puerto de la Cruz. La montaña de Los Frailes o Montañeta (Los Realejos) era declarada monumento natural en 1987, y pertenece a la red canaria de espacios protegidos. Según nos cuenta el geólogo Telesforo Bravo Expósito (1913-2002), la montaña de Las Gañanías (Los Realejos) tuvo otros fines: "Este cono ha desaparecido en las últimas décadas como consecuencia de la construcción de una bloquera, utilizándose los piroclastos como su materia prima. Además, parte de este espacio ha sido destinado para una balsa de agua para riego". Parece ser que la desaparición de la montaña tuvo que ver con la extracción de la piedra pómez (zahorra o picón) a finales de los años 70 y principios de los 80; y con la utilización del cráter para embalsar agua (embalse de La Cruz Santa), en la línea del Plan de Balsas del Norte de Tenerife (1980-1990) del Cabildo Insular de Tenerife. De hecho, desde la carretera de San Benito-La Zamora y en el punto de la entrada al embalse referido, se puede contemplar cómo la parte residual de la montaña de Las Gañanías sirve de soporte a toda la cara norte de la balsa.

Es lamentable la pérdida de 550 años de historia geológica y paisajística en apenas unos pocos años. Por lo cual, siempre que queramos vislumbrar La Montaña de Las Gañanías sólo nos quedará visitar el restaurante "Coquivacoa", donde se puede ver una enorme fotografía de los años 60 con la alineación de las tres montañas mencionadas.

El polígono industrial de La Gañanía, de 14,42 hectáreas, se halla en el entorno de la montaña de La Gañanía (incluso hay una parte del polígono que pertenecía a la esquilmada montaña). Este polígono no se localiza en la Zamora Alta (como se dice constantemente), sino en lo que hace 100 años se llamaba Gañanía Alta. Este área industrial fue aprobada el 29 de septiembre de 2000 por el Pleno del Ayuntamiento de Los Realejos, destinando 9,04 hectáreas a parcelas, 3,34 hectáreas a carreteras, 1,44 hectáreas a zonas libres y 5,09 hectáreas a equipamientos públicos, con un coste aproximado de 2,40 millones de euros y un plazo de terminación antes de octubre de 2008.

Desgraciadamente, La Gañanía nunca ha sido el lugar ideal para crear una zona industrial: 1) No dispone de una vía rápida para llegar a la autopista (un problema que satura y saturará las vías de la avenida Canarias y la calle de Los Cuartos). 2) Presenta una pendiente excesiva. 3) El material del subsuelo es muy duro. A ello hay que añadir que el Ayuntamiento de Los Realejos ha debido invertir 4,73 millones de euros hasta ahora y que la construcción de las parcelas podría empezar a mediados del año 2008, y, por tanto, su finalización podría concluir en el año 2010-11, en el mejor de los casos.

* Secretario de la Asociación Wolfgang Köhler