Internacional

26 muertos en un doble atentado suicida en la ciudad paquistaní de Lahore

Uno de los ataques -con 22 fallecidos- se perpetró contra la sede de la Oficina Federal de Investigación, junto a la que se encuentran las dependencias de Cáritas Lahore, un convento y un colegio. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, "conmocionado", condenó ayer "con firmeza" estos actos terroristas.
EFE, Islamabad/Nueva York
12/mar/08 19:36 PM
Edición impresa

EFE, Islamabad/Nueva York

La ciudad paquistaní de Lahore, en el este del país, volvió a sufrir ayer la violencia terrorista con dos ataques suicidas que acabaron con la vida de al menos 26 personas y causaron heridas a más de un centenar. Tan sólo una semana después de un atentado suicida contra el colegio naval de la urbe, otros dos ataques tuvieron lugar ayer en dos puntos de la ciudad en torno a las 09:20.

Uno de los ataques fue contra la sede de la Oficina Federal de Investigación (FIA), junto a la cual se encuentran las dependencias de Cáritas Lahore, un convento y un colegio. Cuatro trabajadores de Cáritas resultaron "gravemente heridos" en el atentado, que causó la muerte de una de las alumnas de la escuela y de un empleado del complejo, según un comunicado de la organización.

En total, 22 personas -entre ellos 13 agentes- fallecieron en el atentado contra este edificio, donde, según una fuente oficial, un suicida se hizo estallar en la puerta y otro más lo hizo ya en el interior del complejo.

La otra explosión tuvo lugar en un barrio residencial conocido como la "ciudad modelo" de Lahore, y causó la muerte de al menos cuatro personas, entre ellas dos niños.

Dos personas que iban en un turismo detonaron su carga explosiva cuando se encontraban en las inmediaciones de la oficina gubernamental de la agencia de publicidad, según fuentes policiales.

"Nuestra oficina no puede ser el objetivo, se han debido confundir por la proximidad de la Bilawal House", sede del partido de Benazir Bhutto, explicó un responsable de la agencia.

Lahore, una ciudad habitualmente tranquila y considerada la capital cultural del país, se está viendo últimamente azotada por la violencia terrorista. Pakistán ha sufrido seis grandes ataques desde la celebración de las elecciones legislativas del 18 de febrero.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó ayer "con firmeza" el doble atentado suicida. La portavoz de la ONU, Michele Montás, aseguró ayer que Ban se sintió "conmocionado y entristecido" tras enterarse de los atentados que sacudieron dos puntos distintos de la ciudad de Lahore, en el este del país.

"El secretario general condena con firmeza estos actos de terrorismo indiscriminados y expresa sus condolencias a los familiares de las víctimas".