Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La CE avisa a España por el riesgo de que no cumpla con el ajuste requerido leer

La cúpula de CC apuesta por hacer una reflexión tras los resultados electorales

El presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, aboga por trabajar "para recuperar el tiempo perdido". Torres Stinga admite que hay "factores internos" que han influido en el descenso de votos. José Luis Perestelo considera que la salida del PIL de Dimas Martín "cambió el panorama para mal" en Las Palmas.
EFE/O.G/F.A.F., S/C de Tfe.
12/mar/08 19:35 PM
Edición impresa

El presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, dijo ayer que tras perder 70.966 votos, y con ellos un escaño y la posibilidad de tener grupo propio en el Congreso, y tres senadores, en CC "se abre un período de reflexión y trabajo para recuperar el espacio perdido".

Así lo afirmó el ex presidente de la formación nacionalista en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno de Canarias, en la que expresó su "firme convicción" de que "la dinámica" relacionada con la aproximación a los ciudadanos "va a cambiar para bien", y aseguró que "no vislumbra en los próximos tres años ningún cambio" en la conformación política del Gobierno que preside.

Esto es así, dijo Rivero, porque el Gobierno canario "está funcionando". "Estoy convencido de que al PSOE de España le gustaría que en Canarias gobernáramos" con los socialistas "porque todos deseamos siempre estar en una situación de gobierno, pero el acuerdo de Canarias es el que es y está funcionando a plena satisfacción del presidente", aseveró.

Rivero garantizó, en este sentido, que no perderá "ni un gramo de energía dándole vueltas a la cabeza sobre algo que está funcionando y en análisis que no tienen que ver con la realidad".

Por su parte, el presidente de la formación nacionalista, José Torres Stinga, insistió en que la situación después de las elecciones no es de cataclismo, aunque precisó que "no hemos obtenido los resultados que esperábamos". En este sentido, aseguró que los resultados no van a acelerar la celebración del congreso que tiene previsto la coalición, pero reconoció que "hay razones externas e internas, y eso es manifiestamente mejorable".

En la misma línea, el diputado electo José Luis Perestelo apuntó que "teníamos claro el rumbo, pero si hay que modificarlo será en el próximo congreso. Tras las elecciones hay que reflexionar sobre las razones de por qué el mensaje no llegó y por qué el bipartidismo llegó tan lejos a pesar de nuestra presencia. Tenemos que hacer autocrítica de lo que hicimos mal y trabajar en defensa del interés de los ciudadanos".

Además, y vista la configuración del Parlamento para la próxima legislatura, el presidente del Cabildo palmero manifestó que "si tuviéramos dos diputados más podríamos ser decisivos para la formación del Gobierno, pero se originó una tendencia a la polarización del voto que nos perjudicó. Se hizo la falsa potenciación de que se estaba eligiendo a un presidente, cuando nos estábamos jugando los congresistas y senadores".

Sobre aquello que más pudo perjudicar a la formación nacionalista en la provincia de Las Palmas, Perestelo atribuyó los malos resultados a la conjunción de "una situación de debilidad y la división. Firmamos un pacto con el PIL, y cuando las encuestas nos auguraban una recuperación del voto, Dimas Martín rompió el acuerdo y el panorama cambió para mal".