Canarias

Rivero insta a la Universidad a participar en el nuevo modelo económico de las Islas

La Universidad de La Laguna celebró ayer el 216 aniversario de su fundación, en un acto institucional en el que intervino el presidente canario, Paulino Rivero, que habló de los retos de futuro, y en el que se homenajeó al personal jubilado, profesores eméritos y alumnos con los mejores expedientes académicos.
TACHI IZQUIERDO, Tenerife
12/mar/08 19:36 PM
Edición impresa

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, lanzó ayer una invitación a las dos universidades canarias para participar en el reto que va suponer para el Archipiélago la puesta en marcha de un nuevo modelo económico, centrado en el conocimiento, la investigación y la innovación, "pasando de un sistema basado en la progresiva ocupación del suelo".

Rivero hizo estas manifestaciones en el discurso que impartió anoche en el acto institucional de la conmemoración del 216 aniversario de la fundación de la Universidad de La Laguna (ULL), en el que puso de manifiesto que el principal reto de los centros superiores será afrontar los desafíos que se avecinan con la implantación del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

En este sentido, señaló que Canarias precisará de la nueva universidad que salga de ese proceso "como motor que debe contribuir a extender un tejido productivo basado en el conocimiento, en las nuevas tecnologías y en las múltiples posibilidades que la sociedad de la información ofrece a la calidad de vida".

Señaló que los centros universitarios "tienen la obligación de ponerse de acuerdo en las grandes líneas estratégicas para mejorar las condiciones de vida de los canarios", a la vez que expresó el compromiso de su Gobierno de potenciar estos centros a través del Plan de Calidad en la Educación Superior, en el que se está trabajando y que se pretende consensuar con todos los agentes sociales y económicos. Así, anunció que en este campo se acometerá una adaptación del marco de las titulaciones de las dos universidades al EEES, vinculando su crecimiento hacia aquellas áreas del conocimiento que se identifiquen como estratégicas para el desarrollo socioeconómico de las Islas, favoreciendo y reforzando de esta manera la conexión entre el mundo académico y el tejido productivo.

En cuanto a la financiación de las universidades, Rivero dijo que a través del pacto se pretende cerrar un acuerdo para garantizar la adaptación a la convergencia europea, al tiempo que indicó que la aportación económica que se asigne a través del contrato programa de 2009 a 2012 estará vinculada a parámetros de calidad que permitan un incremento de la financiación.

Igualdad de oportunidades

Además, el presidente señaló que "para proporcionar un futuro digno es imprescindible la igualdad de oportunidades en el acceso a los estudios", ayudando a los jóvenes con menos recursos y a los canarios de las islas no capitalinas.

Asimismo, remarcó que en políticas de becas, el Archipiélago es el territorio más comprometido y "este año hemos incrementado los fondos en un 32%", lo que representa 7,4 millones de euros. En este sentido, dijo que el objetivo es alcanzar el 100% a través del Pacto por la Educación Superior.

Dentro de los potenciales con los que cuenta Canarias para despegar en lo que denominó "la industria del conocimiento", Rivero destacó los recursos naturales y el capital humano, así como el papel esencial que juegan la investigación y la innovación en áreas como la astrofísica, las energías renovables o las ciencias marinas.

Subrayó el papel de las Islas en el cambio climático, aspecto "en el que podemos ser un referente en su estudio y generador de empleo".

En materia de I+D+i, donde reconoció que "aún estamos lejos de los objetivos de Lisboa", de alcanzar el 3% del PIB en 2010, ya que en Canarias apenas se llega al 0,65%, lanzó un llamamiento "a los centros productores del conocimiento para transferir los resultados de su investigación al tejido productivo", así como una apertura de los sectores terciarios a esta producción para garantizar su futuro y competitividad.

El presidente canario indicó que las políticas de su Ejecutivo están basadas en criterios de excelencia, "como garantía de mayores cotas de progreso y bienestar", en las que la participación de las universidades "no es sólo aconsejable, sino imprescindible", por lo que implica en el avance de la investigación, el desarrollo y la innovación, en la función de su experiencia.

Tras el discurso del presidente, se procedió a la entrega de premios, reconocimientos y distinciones al personal jubilado, a los profesores eméritos y a la excelencia académica de aquellos alumnos que obtuvieron el premio extraordinario de fin de carrera.

En esta ceremonia, que estuvo precedida de una mesa redonda sobre "La ULL de ayer, de hoy y de mañana" -a cargo de antiguos, actuales y futuros alumnos, profesores y personal de administración- y que se establecerá con carácter institucional cada año, según anunció ayer el rector, Eduardo Doménech, se entregó el V Premio a los Valores Humanos en el Alumnado, que convoca la Asociación de Antiguos Alumnos y Amigos de la ULL.

Por otra parte, un grupo de docentes no universitarios se concentró en la entrada del Aulario de Guajara para hacer llegar al presidente su demanda de homologación, pero en ningún momento se cruzaron porque Rivero entró por la puerta de atrás.