Economía
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El premio de lotería en EE.UU. alcanza el récord de 1.600 millones de dólares leer

El resultado electoral abre en las Islas pocas expectativas de cambio económico

Empresarios y sindicatos canarios destacan las escasas diferencias de fondo existentes entre las propuestas electorales de los principales partidos y se muestran "aliviados" de que haya terminado la "crispación" de la campaña electoral. Todos abogan por que el nuevo Gobierno y la oposición logren acuerdos de consenso.
CARLOS ACOSTA, S/C de Tfe.
17/mar/08 11:44 AM
Edición impresa

Los analistas políticos habían pronosticado que el triunfo ajustado de cualquier partido en los recientes comicios generales generaría menos confianza entre los inversores españoles que si se producía una gran victoria por parte de alguna formación. Al analizar la situación, los agentes económicos y sociales del Archipiélago se muestran, en general, escépticos de que los resultados electorales vayan a producir, por sí solos, cambios de calado en el escenario económico canario, si bien descartan que el nuevo panorama político complique la situación.

La mayoría destaca las pocas diferencias de fondo que había entre los programas de las principales formaciones políticas en materia económica y se muestran "aliviados" de que haya terminado la "crispación" de la campaña política. Ahora, todos abogan por que el nuevo Gobierno y la oposición logren acuerdos de consenso que contribuyan a superar la actual desaceleración económica.

Favorecer las inversiones

Es la opinión del presidente de la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, Ignacio González, que señaló que "lo mejor de las elecciones es que ya pasaron". Para González, la materia económica "centró buena parte de la campaña", pero "no siempre los políticos de uno y otro bando emplearon argumentos con fundamento". La situación contribuyó a crear "cierta incertidumbre" que se reflejó en los índices de confianza empresarial. "No sólo se deterioraron las perspectivas para los constructores, sino que se contagiaron otras actividades", explicó el presidente cameral.

A partir de ahora, el consenso entre los políticos y los empresarios se hace necesario para rebajar las tensiones y centrarse en la solución de los problemas "verdaderos", en vez de generar preocupaciones entre los consumidores que acentúen aún más la caída del consumo.

Más entusiasta se mostró el miembro de la Ejecutiva de CCOO Canarias, Vicente Sebastián, al afirmar que la ampliación de la mayoría socialista en el Congreso, "lejos de complicar el panorama económico lo mejora, porque brinda una mayor estabilidad a las políticas sectoriales".

Sebastián cree que el nuevo Gobierno contará "con más apoyos a su proyecto de incrementar las inversiones públicas en construcción, lo que fortalecerá el empleo y originará más confianza entre los inversores privados".

El secretario general de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), José Cristóbal García, resalta las diferencias en el diagnóstico de la situación económica que dibujaron los partidos durante la campaña electoral "y el enorme parecido de las medicinas que ofrecieron aplicar".

"Todos propusieron medidas de tipo fiscal, fortalecer el consumo interno para evitar que caiga más, apoyo a las familias endeudadas y mejoras en el poder adquisitivo", explica. "A todos les preocupa el futuro de la construcción, por lo que prometieron fortalecer la licitación pública y mejorar la competitividad". Por ese motivo "nadie puede esperar grandes cambios" y abogó por que ganadores y perdedores "se pongan a trabajar cuanto antes para que contribuyan a dar estabilidad a la economía".

El presidente de la Federación Provincial de Entidades de la Construcción de Santa Cruz de Tenerife (Fepeco), Antonio Plasencia, valora con "cautela" los resultados electorales. Demanda "tranquilidad y sosiego" a todos los partidos para favorecer las inversiones, "que huyen de las crispaciones". Confía en que a partir de abril, las administraciones impulsarán las licitaciones públicas.