La Palma

Talleres con más de veinte años de antigüedad carecen de licencia municipal

Cuatro empresas (tres talleres de coches y uno de artesanía) han sido denunciadas por el Seprona por no contar con la licencia municipal, lo que ha obligado al ayuntamiento a iniciar los expedientes para incoar los procedimientos de cese de la actividad. Los afectados dicen que el 80% de los negocios que hay son ilegales.
DIGNA MARTÍN, Mazo
4/jun/08 10:30 AM
Edición impresa

Si nadie lo remedia, al menos cuatro talleres (tres de coches y uno artesano) del municipio de Mazo están abocados al cierre después de más de veinte años de actividad porque el Seprona los ha denunciado por no tener licencia municipal, ya que, según parece, se encuentran ubicados en un suelo que no es apto para este tipo de industrias. Y como consecuencia de esta situación de "ilegalidad" el ayuntamiento ha iniciado los expedientes de incoación del procedimiento de cese de actividad, aunque antes de dictar la resolución de cierre los afectados han tenido un plazo de quince días para presentar alegaciones.

Y eso es lo que han hecho Asieta Jorge Betancort y su marido Eddy del Campo, que tienen subarrendado desde 2004 un taller de reparación de vehículos y que ahora ven cómo su medio de vida, del que dependen siete trabajadores más, se puede ir al traste, pues aseguran que desconocían que el taller no tuviera la licencia.

"Yo daba por hecho que una empresa que lleva abierta más de veinte años disponía de los permisos oportunos para ejercer su actividad, máxime cuando la persona que nos subarrendó este negocio no nos dijo que no la tuviera", relató Asieta, que reconoce que pecó de confiada y por eso ahora se han encontrado con este problema, ya que "después de la inspección del Seprona, en marzo, fui a pedir copia en el ayuntamiento de la licencia y me confirmaron que nuestro taller nunca ha tenido licencia porque no está en suelo industrial" y que la única solicitud que se hizo fue en el 89, pero que no se terminó.

Asieta recuerda que aunque ahora son cuatro las empresas afectadas, el 80% de las que hay no tienen licencia, al tiempo que advirtió de que "hay tres talleres que sí están legales, ocupando el mismo suelo que nosotros". Así las cosas, dejó claro que "no voy a permitir que nadie me cierre el taller porque nosotros no hemos fallado. Hemos pagado nuestros impuestos y hemos colaborado con el ayuntamiento". Según dijo, la solución a este conflicto pasa por que el ayuntamiento les conceda una licencia provisional hasta que se les reubique en el suelo industrial reservado en el nuevo plan general. De momento, ya la Consejería de Industria le ha comunicado a la ITV que no acepte ningún certificado extendido por el taller de Asieta. El alcalde no quiso hacer ninguna declaración al respecto.