Santa Cruz de Tenerife
FELIPE COELLO FARIÑA ENTRENADOR NACIONAL DE BALONCESTO

"La rivalidad es muy buena"

AGUSTÍN ARIAS, S/C de Tfe.
10/jul/08 01:58
Edición impresa

Después de pasar unos días en Tenerife, con su padre y hermanos, Felipe Coello, entrenador superior de baloncesto, regresa hoy a su residencia habitual en los últimos 21 años, Murcia. EL DÍA aprovechó la presencia en la Isla de uno de los técnicos más cotizados del basket canario para hablar, largo y tendido, de este deporte.

-Tras su periplo cestista con el CB Balneario Archena, al que dejó a las puertas del ascenso a LEB-Plata y su cita tradicional con los campus y clinics, venir a su casa es sinónimo de descanso.

-Desconectarte unos días siempre viene bien, aunque mañana (por hoy) vuelvo a Murcia.

-¿Cómo califica el año cestista de su equipo?

-Baloncestísticamente hablando fue un año muy bueno, porque hemos ganado muchos partidos, jugando muy bien al baloncesto. La pena fue que el no haber ascendido directamente nos llevó a una fase de ascenso en la que te lo jugabas todo en 40 minutos y, curiosamente, en esa final de Cáceres fue donde hicimos el peor encuentro de la temporada. Pero, bueno, son cosas del juego y hay que aceptarlas.

-¿Sabe si la directiva aceptará una de las invitaciones para actuar en LEB-Plata?

-La gente del Balneario Archena se caracteriza por su sensatez a la hora de afrontar las cosas. Después de muchos años en EBA se asumió el reto de la LEB-Bronce, donde fuimos campeones de Copa y segundos de la fase regular. Ahora mismo lo que no se quiere en el club es arriesgar a cometer locuras en el aspecto económico.

-Juanjo Coello, su hijo, formó parte del equipo. Se dan pocas situaciones así.

-Y resulta complicado para un jugador cargar el sambenito de ser el hijo del entrenador. Empezó la temporada con apenas 18 años y hubiese sido injusto si no le doy una oportunidad a un jugador joven. Estoy muy contento de lo que hizo, pero con vista a la temporada que viene me ha dicho que su intención es jugar fuera de Murcia, fuera del alcance de su padre, lo que me parece fenomenal. No sé si jugará en LEB-Bronce o en EBA; él lo que quiere es jugar fuera del entorno de Murcia para que la gente lo mire como lo que es y no el hijo de Felipe Coello.

"Diego Fajardo, muy bien"

-En el CB Murcia, al que usted está estrechamente vinculado, hay dos canarios, Manolo Hussein, entrenador, y el jugador tinerfeño Diego Fajardo. ¿Cómo les vio la pasada temporada en la Liga ACB?

-El equipo sufrió mucho. De todas formas Manolo se ha asentado muy bien en la categoría, de hecho debe estar satisfecho porque el club le ha renovado. Diego Fajardo ha hecho una temporada regular, siendo un bastión importantísimo en el juego del Murcia. Federico Kamericks, Jimmie Hunter y Diego han sido los jugadores más determinantes para que el Murcia se mantuviese en la ACB. Tiene un año más de contrato, aunque su agente me dijo que su continuidad no está clara al tener ofertas de equipos más importantes de la ACB. Me consta que está contento en Murcia, sobre todo tras el nacimiento de sus hijos.

-¿La crisis económica que atraviesa España está afectando al baloncesto profesional?

-Entiendo que la situación que estamos viviendo se da en toda Europa, como así me lo dicen entrenadores de fuera con los que hablo con frecuencia. En Portugal esta crisis lleva acentuada desde hace tiempo y claro que afecta al baloncesto, sobre todo teniendo en cuenta que en el capítulo de patrocinios abundan las promotoras y constructoras. El palo está siendo muy grande para muchos clubes. Se demuestra con los casos de Polaris Word, Akasvayu, el mismo caso de Estudiantes... Incluso la decisión de clubes de LEB-Oro de renunciar a la categoría.

-Choca de frente con el buen momento del baloncesto español.

-Totalmente. Con el Mundial conquistado y el subcampeonato de Europa de la primera selección y los títulos en el resto de categorías el momento es dulce. Pero la situación financiera viene así.

-Viene de participar en la tercera edición de su campus en Murcia y de colaborar con la organización del Clinic Internacional, donde la participación de entrenadores y monitores fue numerosa.

-Así es. He colaborado con Gavaldá a sacar adelante el clinic, en el que contamos con el mítico Dan Peterson, además de Xavi Pascual y Joan Plaza. Y sí, fueron más de 200 los inscritos.

"Un mal endémico"

-Sin embargo en Tenerife vino el por entonces seleccionador nacional Lolo Sainz y apenas asistieron seis entrenadores. ¿Será que se lo saben todo y no necesitan asistir a clinics?...

-La pregunta es complicada... La respuesta ante estos eventos no es siempre la misma en todos los puntos de España, pero que vayan seis personas a escuchar a Lolo...

-Recuerdo que cuando usted dirigió al Tenerife CB invitó a los entrenadores a acudir a los entrenamientos y la respuesta fue nula...

-Es un mal endémico que se ve en todas partes. A mi me sorprende, claro que sí, máxime cuando en Tenerife es donde más se escribe y habla de baloncesto.

-Sabemos que sigue a los equipos tinerfeños. ¿Le sorprendió que el Tenerife se quedara a las puertas del ascenso?

-He seguido la competición durante todo el año y sí me sorprendió que llegara tan lejos. La verdad es que he seguido mucho más al Socas Canarias que al Tenerife, por el hecho de estar Alejandro Martínez y Aniano, gente que trabajó conmigo. Estuve en Cáceres y vi al Tenerife remontar ante el Alicante, en un partido espectacular, como dio una gran imagen en la final ante Bruesa. Potencialmente era un equipo tremendamente interesante.

-Habla de su amigo Martínez. La campaña del Canarias también fue meritoria, aunque al ser un hombre de la casa tal vez no se le ha valorado justamente.

-Lo que hizo fue un "campañón". Hicieron muy bien en mantener a Donaldson y el fichaje de Detrick fue un gran acierto, al que vi jugar tras su salida de la Universidad. Pero el éxito hay que dárselo al trabajo de Alejandro, aunque quizás aquí no se le valora en su justa medida por ser, como usted dice, un entrenador de la tierra. Sin embargo sí se valora desde la FEB cuando es el actual seleccionador nacional júnior. Tener en un banquillo de un equipo de Tenerife a un hombre de la Isla, siendo además seleccionador nacional es para que todos los entrenadores tinerfeños estemos muy contentos. Como lo estamos de Esther Herrero, de Paco Apeles, incluso de Pedro Rocío, que es una persona muy importante en la Comisión Delegada del arbitraje español. En ocasiones cuesta reconocer el mérito de los demás.

-¿Añora el basket tinerfeño?

-Sin duda alguna. Incluso cada vez que vengo me siento más chicharrero de lo que soy. Me dicen que no he perdido el acento después de 21 años. Vamos, hasta feo estaría que lo perdiera. Aquí tengo a mi padre, a mis hermanos y a muchísimos amigos... Y lo primero que hago cuando voy a trabajar es meterme en Internet y leer la prensa, lo que me permite estar al día de lo que pasa en mi tierra y en su baloncesto.

-Al finalizar cada temporada sale a relucir el debate sobre la unión del Tenerife y el Canarias. ¿Tiene usted las ideas claras al respecto?...

-La unión es una cosa imposible. Hay dos clubes, además antagónicos completamente... El baloncesto en La Laguna tiene un significado, un sentimiento; el de Santa Cruz es otra cosa, pues cuando el baloncesto salió del Náutico se convirtió en Tenerife, con aquella vinculación de todos los clubes de la Isla... Un proyecto que, por lo que fuera, no ha sabido aglutinar a los aficionados, lo que sí sucede con el Canarias, cuyos seguidores cuentan con un bagaje detrás que no se le puede discutir. Yo creo que hay que respetar a los dos clubes, además de creer que la competencia, esa rivalidad, es muy buena para el baloncesto. Cuanta más exista más posibilidades habrá de sacar chicos. No hay que buscar más historias. Que cada uno en su club lo haga lo mejor posible.

Sergio Rodríguez

-Preguntas obligadas. ¿Qué opinión tiene de la temporada de Sergio Rodríguez en Portland? ¿Cree que dejarlo fuera de la selección ha sido justo?

-Sergio ha tenido la mala suerte de jugar poco en Portland. Lo siento muchísimo porque me encanta como jugador y más como persona, pues me parece un chico formidable. En su día tomó la decisión de irse a la NBA y no hay que entrar en más valoraciones. Se ha quedado fuera de la selección, como le ha sucedido a otros, caso de Carlos Cabeza. No hay que darle más valor al hecho de haber jugado más o menos, porque Garbajosa no ha jugado en todo el año y está concentrado con la selección... Si Sergio no está es porque Aíto prefiere a otro antes que a Sergio. Pero tiene un futuro espléndido y estoy seguro que triunfará en el baloncesto. En Tenerife habrá un antes y un después de Sergio Rodríguez.