Santa Cruz de Tenerife

La Orotava elimina los últimos símbolos franquistas de sus calles

El primer teniente de alcalde, Francisco Linares (CC), subraya que la Villa "se pone a la vanguardia del resto de los pueblos" y anuncia que el cambio de denominación de las vías que aluden al franquismo "podría concluir este año".
RAÚL SÁNCHEZ, La Orotava
6/sep/08 7:34 AM
Edición impresa

El primer teniente de alcalde y concejal de Educación y Cultura del Ayuntamiento de La Orotava, Francisco Linares (CC), confirmó ayer a EL DÍA que el ayuntamiento eliminará antes de que concluya el mes los últimos símbolos franquistas de las calles y edificios públicos de la Villa. Esta semana se retiró el escudo que presidía la fachada del colegio público de La Concepción, en el casco, y durante los próximos días se procederá a la eliminación de los emblemas franquistas de la antigua escuela unitaria de La Perdoma y de las viviendas de San Isidro, en Los Poyos.

"Con la eliminación de los últimos símbolos franquistas que se conservaban, la Villa se pone a la vanguardia del resto de los pueblos, ya que prácticamente nadie ha cumplido hasta la fecha con esta obligación de la Ley de la Memoria Histórica", subrayó Linares.

El edil recalcó que la próxima semana se debatirá en la Comisión Informativa de Cultura la propuesta de la Asociación de Vecinos del barrio de Los Cuartos de cambiar el nombre de siete de sus calles, que aluden al régimen anterior. "Si la propuesta se aprueba, que es lo previsible, este cambio de nombre de vías se elevará al pleno del próximo día 23", indicó.

A juicio de Linares, la iniciativa del colectivo vecinal de Los Cuartos será "sólo el comienzo". El concejal confía en que "antes de que acabe el año 2008 se haya cambiado el nombre de todas aquellas calles que aluden al régimen franquista, siempre y cuando exista consenso con los vecinos afectados de forma directa".

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de la Isla de Tenerife celebró ayer la retirada durante este mes de los tres últimos escudos franquistas que quedaban en la Villa.