Santa Cruz de Tenerife

Más de 90.000 inmigrantes han llegado en patera a Canarias desde el año 1994

La cifra de africanos que han alcanzado las costas isleñas durante lo que va de este año supera los cinco mil. Entre enero y mayo se interceptaron en España 160 embarcaciones frente a las 690 de todo 2007.
AGENCIAS, Tenerife/Madrid
14/sep/08 7:22 AM
Edición impresa

La cifra total de inmigrantes irregulares que han alcanzado las costas de Canarias desde que en 1994 llegase la primera patera asciende a 91.385, según ha informado a Europa Press la Delegación del Gobierno en el Archipiélago.

En lo que va de año han alcanzado las costas canarias en cayuco o patera 5.610 inmigrantes, fundamentalmente a las islas de La Gomera, Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote. La cifra de embarcaciones supera el centenar en estos primeros nueve meses de 2008.

Si bien en 1994 sólo llegaron diez africanos en patera -la primera de las cuales desembarcó en Lanzarote-, ha sido en los últimos años cuando la cantidad ha aumentado de forma espectacular. En este sentido, 2006 fue el año en el que se batieron todos los récords al contabilizarse 31.859 inmigrantes. Durante el ejercicio pasado la cifra descendió hasta 11.746 personas.

La cantidad de personas que han intentado entrar en el país por lugares distintos a los legalmente habilitados para ello fue en aumento hasta 2006. Así, los primeros años se caracterizaron por una llegada selectiva de pateras con 29 inmigrantes en 1995, 27 en 1996, 112 en 1997 y 737 en 1998.

En 1999 se produjo un incremento considerable, ya que la cifra saltó hasta los 2.165 inmigrantes. La tónica continuó y en 2000 se llegó hasta los 2.240. Un año después, la cantidad prácticamente se duplicó, con 4.129 personas.

La situación varió considerablemente en 2002 ya que el total de inmigrantes llegados ese año se situó en los 9.929, cifra un poco superior a la de 2003 (9.555). Al año siguiente la cantidad volvió a reducirse (8.519) y en 2005 las cifras serían similares a las de 2001 y se colocaría en los 4.718 inmigrantes.

En cuanto a los datos del conjunto de España, y refiriéndonos a este mismo año, el número de embarcaciones dedicadas a la inmigración irregular ascendió a 160 en los cinco primeros meses de 2008, frente a las 690 localizadas en todo el año pasado, y las 1.035 de 2006.

Según datos facilitados por el Gobierno a raíz de una pregunta parlamentaria del diputado del Partido Popular Rafael Hernando, en 2005 fueron interceptadas 566 expediciones clandestinas entre pateras y cayucos, y en 2004, 740.

Estas mismas estadísticas oficiales aseguran que, desde 2004, al menos 179 inmigrantes han muerto en su intento por llegar a España; eso sin contar aquellas embarcaciones que han podido naufragar y de las que no se tiene constancia, o aquellos inmigrantes que han perdido la vida en el viaje y han sido arrojados al mar sin que se haya podido recuperar sus cuerpos.

Sólo en el año 2004, murieron 81 personas a bordo de cayucos, cifra que descendió a 24 en el siguiente ejercicio.

En todo el año pasado fallecieron 36 inmigrantes, y de enero a mayo de este año, 10, a los que hay que sumar al menos los 16 inmigrantes que llegaron muertos a Gran Canaria a bordo de una patera a principios de septiembre, otros cuatro que arribaron a Tenerife en el mes de junio y otros seis a La Gomera en julio.

En una reciente comparecencia en el Senado, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, avanzó que el Gobierno seguirá reforzando los mecanismos de control marítimo para evitar en lo posible la pérdida de vidas humanas, y endurecerá el castigo para quienes trafican con seres humanos, aunque advirtió de que no existen "soluciones mágicas" para acabar con la inmigración ilegal.