Economía

Los industriales llaman a profundizar en las medidas canarias contra la crisis

Asinca valora de manera positiva las actuaciones sectoriales ya aprobadas, pero teme que pierdan vigor si no se enmarcan en una estrategia a largo plazo.
CARLOS ACOSTA, S/C de Tfe.
15/sep/08 7:20 AM
Edición impresa

El presidente de la Asociación Industrial de Canarias (Asinca), Martín Tabares de Nava, aplaude las medidas sectoriales impulsadas por la Administración autónoma para enfrentar la crisis, aunque avisa de que serán insuficientes si no se diseña una estrategia de futuro. "Están bien, pero dudo que logren mejorar por sí mismas la situación económica del sector: faltan otras de carácter estructural".

Tabares de Nava se refiere así a la necesidad de coordinar las actuaciones diseñadas por el Gobierno de las Islas para enfrentar la actual coyuntura económica con una estrategia a largo plazo que favorezca la actividad industrial en el Archipiélago.

"Las de corto plazo responden a la crisis, que tiene un carácter internacional, y sólo el tiempo dirá hasta dónde pueden ayudar", puntualizó el presidente de los industriales, "pero por este motivo, las que son importante de verdad para fortalecer la industria isleña son las de largo plazo", reiteró.

Al respecto, Asinca subraya la "muy buena" interlocución que existe entre la Administración canaria y los empresarios.

Se trata de un aspecto "clave" para este sector, que busca dialogar con el Ejecutivo canario de forma constante para trasmitirle sus necesidades y propuestas de mejora de la actividad.

La situación actual de los industriales en Canarias es "relativamente" buena, con la excepción de las empresas relacionadas con la construcción, según subrayó Tabares de Nava.

Y es que las industrias dependientes de la construcción son las que han sentido "con más fuerza" la caída del consumo, mientras que el resto marcha "un poco mejor".

En cambio, un problema que afecta a todas las empresas industriales es la restricción del crédito. Se trata de la "mayor" dificultad que atraviesan las compañías del sector en el Archipiélago y que forma parte de los aspectos que deben contemplarse al desarrollar las estrategias de desarrollo a largo plazo, manifestó el presidente de Asinca.

Una de estas actuaciones que el Gobierno autónomo está elaborando ahora es el plan industrial canario. Su borrador debería estar listo en las próximas semanas para dar inicio a las consultas con el sector.

Entre las novedades que contempla figura el traspaso que ahora tienen los cabildos para asignar suelo de uso industrial a los municipios, que dispondrían así de la capacidad para determinar de forma directa dónde y qué tipo de industria puede asentarse en su territorio.

Tabares de Nava considera que esta propuesta en concreto resultará "muy positiva" para la industria de las Islas. Se trata, en su opinión, de un mecanismo que, "sin duda, contribuirá" al desarrollo de esta actividad.

"Siempre he sido partidario de que los problemas se resuelvan en las administraciones más cercanas a los ciudadanos", apunta. "En este asunto, está claro que los ayuntamientos tienen mucho más interés en juego que los cabildos", explica el representante industrial.

"La asignación de suelo industrial por los ayuntamientos les beneficia de forma más directa, pues pueden dedicar un mayor número de actuaciones y parecen mostrar más dedicación en esta materia que los cabildos", opina Tabares de Nava.

Por este motivo, que sean los municipios los que distribuyan el suelo de uso industrial "redundará en beneficio de ellos mismos, pero también de las industrias", que verán ampliadas las posibilidades de asentamiento.

En la actualidad, este tipo de suelo es 2,5 veces más caro que la media española, según estimaciones del Gobierno canario, que aspira a que esta medida, y en general la estrategia de desarrollo industrial, consiga recortar entre un 30% y un 50% su precio, si bien el consejero autonómico del área, Jorge Rodríguez, advirtió el pasado mes de julio que "hay que ser realistas" en esta materia porque "este tipo de suelo siempre será más caro en Canarias que en el resto del Estado" debido a la escasez del territorio y el volumen de la población en las Islas.

Tabares de Nava "lamentó" que todavía no haya designado la Administración del Estado a su representante en la Zona Franca de Tenerife.

Esta "demora", que ralentiza la puesta en marcha de ese mecanismo fiscal de diversificación económica, "resta oportunidades de negocio en una coyuntura de crisis", explicó.