Santa Cruz de Tenerife

Urbanismo reconoce que en la obra del "mamotreto" actuó sin autorización

La concejala de Urbanismo, Luz Reverón, afirmó ayer que "no pedimos los permisos antes de agosto porque pensábamos que no era necesario". Confía en los informes de sus técnicos y en la Justicia.
ÓSCAR MARTÍN, S/C de Tfe.
3/oct/08 7:30 AM
Edición impresa

El Ayuntamiento de Santa Cruz reconoce que actuó sin permiso en las obras de construcción del aparcamiento situado en la cabecera de la playa de Las Teresitas, más conocido como el "mamotreto", pues la concejala de Urbanismo, Luz Reverón (CC), aseguró ayer que la autorización al Gobierno de Canarias "la pedimos en agosto porque pensábamos que no era necesario".

La edil capitalina indicó, no obstante, que no tiene constancia del informe técnico de la Agencia de Protección del Medio Natural Urbano por el cual se le exigió, el pasado 15 de julio, la solicitud de los permisos en un plazo de quince días, y en donde incluso se advertía al ayuntamiento de la invasión en siete metros de la zona de servidumbre.

Sin embargo, Luz Reverón dejó bien claro que siempre se ha basado en los informes de sus técnicos, "ya que un político no se puede meter en los expedientes de los técnicos. Me informan de cosas puntuales". La concejala añadió, además, que "el expediente administrativo lleva los trámites que lleva y al final se dirá".

Cabe recordar que una vez que la Agencia de Protección Urbana y del Medio Natural requiere los permisos a la Gerencia de Urbanismo, y advierte de incumplimiento el Ayuntamiento de Santa Cruz remite, a fecha de 14 de agosto de 2008, un oficio adjuntando la solicitud efectuada a la Viceconsejería de Ordenación del Territorio del Gobierno de Canarias para la autorización de las obras realizadas en la zona de servidumbre, aunque sin adjuntar otro documento que el encargo del proyecto modificado, tal y como ha podido averiguar EL DÍA.

Reverón, que se mostró animada, manifestó que aún no se le ha notificado la denuncia formulada por la Fiscalía de Medio Ambiente, y en la que se le pide su imputación, al igual que al ex concejal del área, Manuel Parejo.

Al respecto, la edil nacionalista dijo que cree en el Estado de Derecho "y las cosas se tendrán que resolver en el ámbito judicial". Cabe recordar que la Fiscalía acusa a Urbanismo de no contar con las autorizaciones preceptivas para la construcción de las obras, y en su denuncia alega que el proyecto fue modificado "sustancialmente" como el levantamiento de una planta más, "sin que de ello se diera cuenta ni a la Dirección General de Costas ni al Gobierno de Canarias". La Fiscalía de Medio Ambiente deja claro en su denuncia que la edificación levantada en estructura no ha afectado de momento a la zona de dominio público terrestre, "pero sí a la zona de servidumbre de protección".