Sociedad

Boeing declara hoy en EEUU como imputado por el accidente de Spanair

El bufete de abogados americano afirmó que la compañía Boeing sería responsable si se comprueba que "la alarma que debería haber indicado a la tripulación que los flaps no estaban desplegados no habría funcionado", tal y como refleja el borrador preliminar de la comisión que investiga el accidente en España.
EUROPA PRESS, Las Palmas
6/oct/08 7:16 AM
Edición impresa

Un juez de Chicago ha señalado para hoy la primera audiencia de la acción civil iniciada por el bufete norteamericano Ribbeck Law Chartered en nombre de 18 familias de pasajeros del avión de Spanair siniestrado el pasado 20 de agosto en Barajas, a la que la compañía Boeing comparecerá como imputada.

Según informó el despacho de abogados en un comunicado, la imputación está motivada por una petición de prueba (petition for discovery) solicitada en las demandas presentadas el pasado 3 de septiembre en EEUU contra de McDonnell Douglas -fabricante del avión- y de Boeing -propietaria de McDonnell Douglas y con sede en Chicago-.

El fundador del bufete de abogados estadounidense, Manuel von Ribbeck, explicó que las demandas son "importantes para conocer las causas del accidente, ya que tres aviones de la misma serie MD-80 se han estrellado en los últimos doce meses matando a cientos de personas".

El abogado afirmó que Boeing sería responsable si se comprueba que "la alarma que debería haber indicado a la tripulación que los flaps no estaban desplegados no habría funcionado", tal y como refleja el borrador preliminar de la comisión que investiga el accidente en España.

La demanda presentada por Ribbeck Law Chartered pide al juez que Boeing identifique al fabricante de los "flaps" y al fabricante de los sistemas de control de los mismos.

Von Ribbeck recordó que la demanda exige que el tribunal ordene a los acusados que hagan público de inmediato a las familias todos los documentos de diseño y fabricación del avión accidentado y cualquier otro documento sobre su mantenimiento.

De igual modo, el abogado señaló que su bufete está conduciendo su propia investigación para probar la culpabilidad de los responsables de la tragedia de Barajas bajo la dirección del presidente de Accident Cause Análisis, Max Vermij, con sede en Ottawa (Canadá).

La investigación tratará de esclarecer por qué, desde hace menos de un año, tres aviones McDonnell Douglas del mismo modelo de serie MD-80 se han estrellado.

El primero sucedió en Phuket (Tailandia) el 16 de septiembre del 2007, el segundo en Isparta (Turquía) el 30 de noviembre y el último en Madrid, el pasado 20 de agosto.

Von Ribbeck concluyó que la demanda llevada a cabo en EEUU asegurará la evidencia de posibles defectos de diseño y manufactura, que pueden haber contribuido al desastre.

En el accidente ocurrido el 20 de agosto en España, cuyas causas están siendo investigadas, fallecieron 154 personas y tan sólo 18 lograron sobrevivir.

La tragedia se produjo cuando un avión McDonnell Douglas MD82 de Spanair que iniciaba un viaje hacia Las Palmas de Gran Canaria, con 164 pasajeros y 9 tripulantes a bordo, impactó contra el suelo junto a una de las pistas del aeropuerto de Barajas y posteriormente se incendió.