Santa Cruz de Tenerife

Asinca afirma que consumir productos locales es vital para remontar la crisis

La patronal industrial canaria reclama contundencia en la concienciación de los ciudadanos acerca de la conveniencia de comprar artículos elaborados en el Archipiélago, lo que permitirá mantener la demanda y asegurar el empleo, cuya pérdida está siendo "brutal". Pide utilizar más productos isleños en la obra pública.
JOSUÉ GARCÍA, S/C de Tfe.
16/feb/09 07:39
Edición impresa

Los industriales canarios reclaman "más contundencia" por parte del Gobierno autónomo en su apoyo a los productos elaborados en el Archipiélago y, especialmente, una llamada al consumo específico de los mismos, al estilo de la que ha hecho el ministro del área, Miguel Sebastián, en relación con los bienes españoles.

"Echamos de menos un mensaje sobre la conveniencia de priorizar lo que se produce en las Islas, porque esos artículos son los que más empleo y difusión económica van a generar", indicó a EL DÍA el presidente de la Asociación Industrial de Canarias (Asinca), Martín Tabares de Nava.

"Necesitamos una mayor sensibilización por parte del Gobierno de Canarias, que éste muestre iniciativa. Lo venimos reclamando tanto a nivel agroalimentario como en el resto de productos, y no es que hayamos obtenido malas palabras, pero demandamos proactividad, que lo impulse para que la sociedad isleña lo vaya captando poco a poco", agregó.

Para Tabares de Nava, el hecho de que la mayoría de los ciudadanos "no sepan que hay gasolina y otros muchos productos del día a día, como el gas butano, que son canarios, o que cuando se construye una casa buena parte de los materiales pueden ser de aquí", lastra la producción de la modesta industria local, que requiere un apoyo activo de los consumidores.

Asimismo, reclama que en la construcción de infraestructuras también se empleen productos canarios. "Es un mensaje que parece novedoso, pero para nosotros no lo es. La gente, cuando habla de productos canarios, sólo se refiere a la alimentación, y nosotros pensamos también en las infraestructuras. Aquí hay aluminios, tuberías, cemento, prefabricados de hormigón o armaduras de acero, y todo esto interviene en los procesos de construcción de esas infraestructuras".

Por ello, sugirió que en los pliegos de contratación de las obras públicas se dé cobertura "a los productos que tenemos aquí, que son de calidad, están próximos y ofrecen un servicio que una fábrica del continente no puede".

El titular de Asinca también volvió a reclamar la puesta en marcha de las infraestructuras pendientes "porque son generadoras de empleo y van a propiciar un movimiento económico importante a todos los niveles, además de que favorecerán que las empresas, como usuarias de las mismas, incrementen su productividad".

Las industrias auxiliares de la construcción, subraya Tabares de Nava, están sufriendo caídas en su actividad de hasta el 70% debido al frenazo inmobiliario. Pero si llega el relevo de la mano del sector público "se puede recuperar un cierto tono de trabajo", indicó, al tiempo que reconoció que ya "todo no puede ser construir nuevo" y apostó por la rehabilitación, que "también requiere inversión, trabajo y materiales", precisó.

"Dicen que en el sector de la automoción no se vende nada, pero que se reparan muchos coches. En la construcción también hay que reparar carreteras, aeropuertos o instalaciones de producción de energía. Hay enormes posibilidades de crear puestos de trabajo inmediatos para atenuar esta crisis. Si faltasen iniciativas nos preguntaríamos qué podríamos hacer, pero no es así", sentenció.

Ante la parálisis en las mismas, el titular de la patronal industrial afirmó que la "visión de futuro es mucho más negativa que hace un año. El recorrido está siendo malo, y hay industrias en las que celebramos que la caída en la producción esté siendo sólo del 5%".

Respecto a la posibilidad de que el ramo alimentario haya subido su cuota de negocio en el último año, en consonancia con lo expuesto por la Federación de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) esta semana -apuntaba un crecimiento del 2,6% en 2008 a escala nacional-, Tabares de Nava aseguró que en el Archipiélago "la tónica general no es un incremento, lamentablemente".

Caída de la producción

Además, alertó del preocupante "apalancamiento" de muchas industrias, "especialmente las más jóvenes", que se ven afectadas, además de por la caída del consumo, por la escasez de crédito.

Ello no se está traduciendo, al menos de momento, en cierres, pero sí en "pérdidas brutales de empleo, sobre todo en la reducción de horas de trabajo y en dejar de contratar al personal eventual. Es lógico que no se pueda mantener el mismo empleo con caídas tan importantes en la producción".

En lo que se refiere a la aprobación del nuevo marco regulatorio de la concesión de compensaciones por el transporte de mercancías -tras el visto bueno a las ayudas al ramo agroalimentario, aún faltan las que corresponden al resto de la industria-, el presidente de Asinca reclamó que la subvención llegue al 100% de los costes de los envíos y que no se fije la limitación actual del 50%.

"El Gobierno central podría sacar un Real Decreto permitiendo esa bonificación total, porque la Comisión Europea lo permite", explicó, dado que, si las condiciones económicas mejoran y se da la posibilidad de incrementar esa cuantía, habría que cambiar de nuevo la citada normativa, lo que restaría agilidad en la tramitación de las subvenciones, que ya han sufrido retrasos previos.

Ayudas al transporte

"Se pone el tope del 50%, y no entendemos por qué, sinceramente", añadió Tabares de Nava. De todas maneras, los industriales afirman estar "más preocupados por el mercado interinsular, en el que la compensación también debería ser total porque Bruselas dice que puede haber presupuesto en los próximos años para ello".

En el expediente que aún debe aprobar la Comisión -el que atañe a la industria no agroalimentaria- Asinca insistirá en que la ayuda cubra íntegramente los costes de transporte entre islas porque "de cada dos euros que vienen a Canarias, uno viene de Madrid, pero el otro de Bruselas. ¿Por qué vamos a autolimitarnos si podríamos llegar al 100% cuando la situación económica esté mejor?".