Santa Cruz de Tenerife

Una parte del Fondo de Inversión Local servirá para "retocar" la Logia

La pequeña partida de los Fondos de Inversión Local sólo da para reparar de manera provisional el techo y colocar un andamio que ayude a completar la toma de datos. La edificación data de 1900, y pese a los años transcurridos, el arquitecto municipal Germán Delgado cree que se puede recuperar con tiempo y rigor.
CRISTINA ÁLVAREZ, Tenerife
3/mar/09 7:42 AM
Edición impresa

Han pasado más de 108 años desde que se construyó el templo masónico de la calle San Lucas, referente mundial de la Masonería. El arquitecto municipal y masón José Ruiz Rodríguez solicitó en 1900 al ayuntamiento permiso para construir el edificio y otro arquitecto municipal, Germán Delgado, está trabajando de forma concienzuda para recuperar la sede de la Logia en Santa Cruz de Tenerife, un edificio único en España. Para ello ha estudiado, se ha involucrado y se sigue documentado a fondo para acometer una de las rehabilitaciones más ansiadas de la historia capitalina, ya que considera que "el proyecto es muy serio y se ha de hacer con todo el rigor. Los fundadores de la Logia tardaron desde 1900 hasta 1923 en construir este monumento singular, nosotros actuaremos con tiempo y respeto".

Una dotación económica de 75.000 euros conseguida a través de los Fondos de Inversión Local sólo dará para completar la toma de datos y tomar medidas de mantenimiento, entre ellos el de dar una solución temporal al dañado techo y colocar unos andamios, pero poco más, aunque ya la obra está en periodo de licitación.

Ya en su día, el arquitecto municipal aseguró que "es necesario que dispongamos de planos fiables antes de comenzar los trabajos".

El proceso de recuperación del edificio de la Logia se inició por parte del ayuntamiento en 1979 conjuntamente con los trabajos de redacción del Plan Especial de Reforma Interior del centro Histórico (PERI), pero Germán Delgado asegura que "en principio el objetivo que se me ha encomendado en el edificio de la Logia Añaza es la redacción del proyecto de restauración de la edificación y la dirección de las obras". Necesidad cultural.- El antiguo edificio de la Logia Masónica es un ejemplar único en España y quizás en el mundo. En relación a la obediencia y el rito al que estaba dedicado, su conservación y recuperación es una necesidad cultural de primer orden. "En ese sentido la isla de Tenerife tiene que estar orgullosa de las joyas de indudable valor con que cuenta su patrimonio histórico", dice Germán Delgado.

En cuanto a que hay un grupo de personas que se muestran más partidarias de la opción para el templo que defiende el arquitecto Márquez, Germán Delgado considera que "en lo que se refiere a mi proyecto no creo que lo conozcan porque aún está en mi cabeza y no se lo he contado ni al alcalde".

Existe mucha polémica en cuanto al proyecto de restauración de la Logia, pero Delgado opina que se debe a "dos razones. la primera es, como diría el Rey Salomón, por la vanidad de las cosas humanas. ¡Todo es vanidad! La segunda razón es la del "becerro de oro", es decir por el dinero. Los honorarios profesionales que alcanzaría este proyecto en el mercado profesional libre y que podrían alcanzar un millón de euros. Sin embargo, yo lo tengo que realizar en mi condición de funcionario y con la misma alegría y responsabilidad que si cobrara ese codiciado millón de euros". La simbología.- El templo se encuentra repleto de simbología, incluso hay aspectos que deben ser cuidados al máximo. Delgado afirma que "estoy en condiciones de afirmar que no tengo ni tendré ningún problema, aunque se trate de un rito secreto, ya que cuento con asesoramiento al más alto nivel intelectual". El arquitecto confiesa que conoce no sólo el edificio, sino su simbología a la perfección, gracias a sus magníficos asesores.

Una escalera hacia....- Otro de los aspectos más relevantes del templo es que existe una escalera que, según Delgado, "es una de las piezas más maravillosas e inquietantes del edificio. Su trazado no es debido al azar y es una pieza única". La Sala de Tenidas.- Otra de las dependencias más atrayentes es la Sala de Tenidas. Al hilo, el experto comenta que "esta es otra de las grandes piezas de este espectacular inmueble. La recuperaremos a partir de la documentación gráfica, fotográfica y escrita que obra en nuestro poder. Conocemos todo el sistema de proporciones y los contenidos iconográficos. También sabemos de empresas especializadas en este tipo de trabajos", dice, al tiempo que aclara que en "Masonería no hay altos ni bajos estudios, sino que todos tienen su relevancia". Abrirlo al público.- La idea de Germán Delgado consiste en abrir al público el edificio durante la ejecución de las obras, de forma que la ciudad de Santa Cruz y los visitantes disfruten del proceso intelectual que supone la restauración de este "templo de Salomón". "Debemos tener en cuenta que en el mundo hay millones de masones y muchos de ellos viajan y, por supuesto, si hacen escala en tenerife visitarán la Logia Masónica". El estado del templo.- Delgado apunta a que cuando el ayuntamiento adquirió el templo en 2001 faltaba "la Bóveda Celeste" de la Sala de Tenidas, los falsos techos de las plantas baja y primera también habían sido eliminados y las paredes y sus pinturas habían sido pintadas y repintadas. "Más tarde, después de su adquisición, al parecer, un arquitecto mandó a hacer unas catas que en realidad fueron unos destrozos injustificados. Ése es el panorama. No obstante, creo que es posible devolverle su esplendor", concluye Delgado.