Santa Cruz de Tenerife

Canarias tiene la quinta tasa de siniestralidad laboral más alta

El número de accidentes por cada 100.000 trabajadores se situó en 5.728 el año pasado. Gobierno y patronal destacan el descenso del 11% experimentado con respecto a 2007 a raíz de la implantación de la cultura de la prevención.
29/abr/09 07:38
Edición impresa
"TENEMOS MOTIVOS" es el eslogan bajo el que defendieron ayer, en Tenerife, sus reivindicaciones CCOO y UGT./ j.a.
"TENEMOS MOTIVOS" es el eslogan bajo el que defendieron ayer, en Tenerife, sus reivindicaciones CCOO y UGT./ j.a.

J.R.H., S/C de Tenerife

A lo largo del ejercicio pasado, el Archipiélago contabilizó un total de 5.728 accidentes laborales por cada 100.000 trabajadores, lo que la sitúa como la quinta comunidad autónoma de todo el país en tasa de siniestralidad, según los datos del Observatorio Nacional de las Condiciones de Trabajo difundidos ayer por la Confederación Provincial de Empresarios de Santa Cruz de Tenerife (CEOE-Tenerife) con motivo de la celebración del Día Internacional de la Salud y Seguridad en el Trabajo.

No obstante, la lectura no es del todo negativa para la patronal tinerfeña ya que "desde 2000 la Comunidad Autónoma ha venido experimentando un descenso significativo del índice de incidencia en las empresas, alcanzando su nivel más bajo en 2008", según precisa su secretario general, Pedro Alfonso.

A su juicio, "el trabajo realizado en la prevención ha propiciado que las Islas pasaran de ser la tercera con mayor siniestralidad en 2007, a la quinta en el ejercicio pasado".

Aún así, reconoce que "siempre queda algo por hacer, pero el camino en el que nos encontramos es el adecuado. Las mejoras obtenidas no son puntuales, llevamos un movimiento inercial que dura ya varios años, por lo que se prevé un mantenimiento en la mejora de la situación para años venideros".

En esta línea, recalca que "estos datos reflejan una implicación cada vez mayor de los empresarios en el cumplimiento de la legislación vigente y de la adopción de medidas preventivas efectivas".

En similares términos se pronuncia el director general de Trabajo del Gobierno de Canarias, Pedro Tomás Pino, que destaca que "en 2008, la accidentalidad total bajó en un 10,98% en las Islas, con respecto al curso anterior, lo que nos ha permitido acercarnos un poco más a la media estatal".

Igualmente, apunta que "ahora muchas organizaciones tanto empresariales como sindicales, disponen de oficinas técnicas para el asesoramiento en materia de prevención", lo que refleja un mayor "compromiso" por parte de todos los agentes implicados.

Mientras, las organizaciones sindicales del Archipiélago, que ayer organizaron actos conmenorativos en todas las islas, donde leyeron un manifiesto bajo el lema: "Tenemos motivos", pusieron la voz de alarma sobre el empeoramiento de las condiciones laborales como consecuencia de la crisis ya que "muchas empresas no están aplicando como debieran todos los recursos necesarios al capítulo de la prevención", esgrime la secretaria regional de Salud Laboral de CCOO, Carmen Marrero.

Por su parte, Pino reconoce que "ante las dificultades económicas existe una propensión a ahorrar costes reduciendo estas partidas", pero matiza que "en realidad sale mucho más caro para el empresario cubrir una baja laboral y sus consecuencias".

De hecho, Alfonso corrobora que "la mejora de las condiciones laborales beneficia a trabajadores y empresarios, por lo que no debe verse como un coste añadido".