Santa Cruz de Tenerife
SINIESTRO FORESTAL

El incendio de La Palma sigue sin control y amenaza con extenderse hacia el norte de la isla

Santa Cruz de Tenerife, EFE
1/ago/09 14:08
eldia.es
Vista parcial del siniestro que está azotando los montes palmeros./EL DÍA/

El incendio declarado en La Palma sigue fuera de control y amenaza con extenderse hacia el norte de la isla, de ahí que la prioridad de las labores de extinción sea en estos momentos contener las llamas en la zona conocida como la Ermita de Santa Cecilia y evitar que lleguen a El Paso.

El fuego avanza en dos frentes, uno hacia el este, que está siendo contenido por medios terrestres con el apoyo de tres helicópteros, y uno hacia el oeste, que es "muy fuerte", según indicó en rueda de prensa el consejero de Presidencia del Gobierno de Canarias, José Miguel Ruano.

Las condiciones para combatir el incendio "no son buenas" y en estos momentos imposibilitan pronosticar si se podrá controlar en las próximas horas, dijo Ruano.

Se refirió a las altas temperaturas que se registran en la zona y a las fuertes rachas de viento, que han llegado a alcanzar picos de 70 kilómetros por hora.

Ruano aludió al parte meteorológico previsto para mañana, con una bajada de hasta diez grados en las temperaturas y de la intensidad del viento, para hablar de "unas perspectivas más optimistas".

José Miguel Ruano trató de transmitir "un mensaje de tranquilidad y de confianza" en el dispositivo de extinción desplegado en La Palma, que dijo "es el máximo posible", ya que en estos momentos operan seis helicópteros y está previsto que se sume uno más aportado por el Cabildo de Gran Canaria.

Asimismo está previsto la llegada a las islas dos hidroaviones y un helicóptero ofrecidos por la Administración Central, con quién, dijo, la colaboración es "muy buena".

En cuanto al personal que opera en tierra está previsto un nuevo desplazamiento de efectivos desde Tenerife para relevar a quienes trabajan en la extinción del incendio desde que se declarara en la noche del viernes.

Ruano indicó que la prioridad era evitar que el fuego provocara daños personales y por eso se decidió la evacuación de 4.000 vecinos de Fuencaliente y Mazo.

Precisó que el fuego ha afectado a viviendas, preferentemente las situadas en el municipio de Fuencaliente.

Los vecinos evacuados, que se encontraban en un recinto hotelero y en el Faro de Fuencaliente, han sido trasladados a sendos polideportivos de Mazo y Santa Cruz de La Palma para facilitar las labores de logística.