Santa Cruz de Tenerife

Taxistas y Titsa se unen en su protesta contra el Cabildo

Hoy comienza la huelga de los trabajadores de las líneas interurbanas de Titsa, que se unirán a los taxistas de Santa Cruz, que ayer cumplieron su segunda fecha de protesta por la capital, a la que se sumaron cien compañeros de La Laguna.
2/dic/09 07:26
Edición impresa
HOY TENDRÁ LUGAR la tercera jornada de protesta de los taxistas y la primera de huelga de Titsa interurbano. / maría pisaca
HOY TENDRÁ LUGAR la tercera jornada de protesta de los taxistas y la primera de huelga de Titsa interurbano. / maría pisaca

MÉNDEZ/VIZOSO, Tenerife

Los taxistas del área metropolitana, ya que ayer se sumaron alrededor de cien de La Laguna a los aproximadamente mil de la capital tinerfeña, vivieron su segunda jornada de marcha ralentizada por las calles de la capital en protesta por la futura implantación de una línea 3 del tranvía, que desde Tomé Cano llegará a Almeyda, y por la regularización del sector. Hoy está previsto que se unan a las medidas de presión los trabajadores de las líneas interurbanas de la compañía Titsa, que inician una huelga intermitente que afectará a unos 50.000 usuarios y es probable que partan al mediodía junto a los taxistas tras concentrarse en el Parque Marítimo.

Ayer, otra vez convocados a través de teléfono móvil de forma espontánea contra las indicaciones de las asociaciones del sector, unos 400 profesionales, junto a un centenar de La Laguna, se sumaron a los 600 del lunes pasado hasta configurar una caravana de más de 1.000 taxistas, de las 1.087 licencias con las que actualmente cuenta Santa Cruz, en un recorrido similar desde el Parque Marítimo hasta el Cabildo insular, haciendo sonar el claxon y con el cartel de ocupado, aunque los vehículos estaban vacíos en señal de protesta. La diferencia respecto al primer día fue que esta vez los coches circularon en doble fila, ocupando dos carriles, y todavía a menor velocidad que el lunes (alrededor de 20 kilómetros por hora), lo que contribuyó a incrementar el caos circulatorio general.

Para hoy, miércoles, está previsto que se sumen los guagueros de Titsa interurbano, que inician su huelga intermitente. Aunque no era seguro a última hora de la tarde de ayer, la intención es que todos los que tomen parte en esta jornada de lucha escenifiquen su frente común contra las políticas de transporte público del Cabildo.

Apuesta por el diálogo.- José Antonio Noda, portavoz de la UTAT, indicó ayer lo siguiente sobre el conflicto: "Creo que a los compañeros que han decidido movilizarse les ha faltado información, aunque el sector está muy mal y los comprendo, pero es posible que este tipo de acciones les perjudiquen a ellos y a todo el taxi. Hay que tener posturas consensuadas y que las lleven los representantes elegidos, reunirse con las instituciones y luego hacer una asamblea. Sin olvidar pedir los permisos a la Subdelegación".

Los representantes de los taxistas solicitaron una reunión urgente con el presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, tras ir ayer al Cabildo. Al respecto, Noda señaló: "Salimos muy enfadados de la cita porque no nos atendieron ni Melchior (presidente del Cabildo), que no estaba, ni Bermúdez (vicepresidente), reunido, al parecer, con varios alcaldes, y así era mejor posponer la reunión, respetando, por supuesto, a Manuel Ortega. El carril bus no es una solución sino el rescate de licencias. También hablamos con Rosa Dávila, directora general de Transportes del Gobierno de Canarias, que nos dio largas porque hablaba de la dificultad de aportar dinero público y éste se ha invertido en un tramo del tranvía deficitario, un fracaso como el de Taco-La Laguna. Que no nos hagan hablar. La última decepción de la tarde llegó cuando la secretaria de Paulino Rivero, que había llegado de Las Palmas poco antes, no nos llamó para quedar con él. La cita está pedida y es urgente. Mañana por la tarde (por hoy) nos reuniremos la junta directiva de la UTAT para tomar una decisión respecto a apoyar o no esta movilización espontánea".

En cuanto a los trabajadores de Titsa, la empresa ha comunicado que convocó a doce miembros del comité de huelga de Intersindical Canaria para dialogar sobre la huelga en el servicio público que comenzará a partir de hoy y que los representantes sindicales declinaron la solicitud de diálogo.

Apoyo mayoritario.- Por otro lado, el comité de huelga de Titsa informó ayer de que el 88% de los trabajadores del servicio interurbano han apoyado la huelga prevista. En un comunicado, Titsa indica que en las asambleas celebradas en Granadilla, Güímar, Playa de las Américas, Santa Cruz-La Laguna, Puerto de la Cruz e Icod de Los Vinos, el 88% de los trabajadores votaron a favor, mientras que un 9% votó en contra y un 3% de los votos fueron nulos. El comité de huelga recuerda que la huelga se iniciará a las 00:00 horas de hoy y continuará los días 3, 4, 10, 11, 15, 16, 17 y 18, ambos inclusive. Intersindical Canaria anunció ayer que los casi 1.300 trabajadores del servicio interurbano de Titsa están convocados a una huelga en contra del deterioro de este transporte público.

Garantías en transporte escolar.- Titsa garantizó en un comunicado que el transporte escolar se prestará con normalidad, pese a la huelga convocada. La compañía asegura que se mantendrán las frecuencias y horarios en las rutas a los colegios. La compañía informará puntualmente de los cambios que se produzcan, tanto en frecuencias como en horarios, según los servicios mínimos establecidos para el desarrollo de esta huelga.

Apoyo de diversos sectores.- Varios colectivos han mostrado su apoyo a los trabajadores del servicio interurbano de Titsa, pues el transporte público de guaguas en Tenerife "se está deteriorando, con una paulatina reducción de las líneas y un aumento de las frecuencias horarias en los trayectos. A todo ello hay que sumar el que determinados departamentos de la empresa se han privatizado, con el único objetivo de desmantelarla progresivamente". Asimismo, todavía existe malestar por la desaparición de la línea 904, que prestaba servicio a la zona alta de del barrio de Ofra. Por todo ello, exigen al Cabildo que apueste por este servicio público dotándolo de las infraestructuras necesarias.

Cómo armonizar posturas.- En la polvareda que se ha levantado en torno al sector del transporte público en la Isla (obviando, evidentemente, al tranvía) existen una serie de realidades incuestionables que convendría recordar. Que el Cabildo de Tenerife (a través de Metropolitano de Tenerife SA) y el Ayuntamiento de Santa Cruz están analizando otros trazados para la futura línea 3 del tranvía aparte del inicialmente proyectado es un hecho. También lo es que a los taxistas y a los guagueros no les hace ninguna gracia que el metro ligero les pise el terreno (sobre todo si ello hace peligrar sus puestos de trabajo) y, por último, también es cierto que las administraciones públicas deben salvaguardar el interés general sobre el particular, es decir, el interés del colectivo ciudadano sobre el de un único sector (léase el del taxi), y parece claro que un tranvía por el centro de la capital beneficiará a más personas que si su trazado se circunscribe a recorrer la avenida Marítima. Es en este contexto en el que deberán moverse las administraciones públicas para compatibilizar posturas. Previsiblemente todo pase por el demandado rescate de licencias en Santa Cruz y por el establecimiento de carriles bus ya anunciados por el Cabildo.