Santa Cruz de Tenerife

Siete proyectos para el cambio

La ULL quiere dar un vuelco a su actividad investigadora con los proyectos estructurantes financiados por el Gobierno. Biomedicina, transporte, turismo, apoyo a la investigación, TIC y educación, clima y alimentación son las áreas punteras.
LA UNIVERSIDAD SE HA PROPUESTO
4/ene/10 7:19 AM
Edición impresa
 reorganizar sus institutos de investigación./ el día
reorganizar sus institutos de investigación./ el día

M.G., S/C de Tenerife

Suele decirse -sobre todo por parte de quienes no salen bien parados en ellos- que los ránking que miden la calidad de los servicios que ofrecen las universidades no siempre son fiables. Sin embargo, si todos apuntan en una misma dirección debe ser por alguna razón. Eso es lo que le ocurre a la Universidad de La Laguna con su actividad investigadora. Es raro el estudio que no sitúa al centro docente tinerfeño entre los peores de España en este aspecto.

La ULL ha emprendido varias acciones para tratar de superar esta situación. Así, está en marcha la elaboración de un plan estratégico de investigación y ya la institución ha anunciado su intención de crear nuevos institutos investigadores y de reordenar los ya existentes, para así evitar la dispersión por la que se caracteriza actualmente esta actividad. También es inminente la aprobación del reglamento que permitirá a la ULL generar empresas de base tecnológica, surgidas de grupos de investigación universitarios.

Pero el primero de los pasos dados es la aprobación por parte del Gobierno canario de los proyectos denominados estructurantes, porque su finalidad es aglutinar distintos grupos universitarios de investigación y "arrastrar", mediante un "efecto tractor", a otros tradicionalmente menos activos, de forma que mejore el conjunto de la actividad investigadora que desarrolla la Universidad.

Los proyectos que ejecutará la ULL son siete y se centran en ingeniería biomédica, turismo, cambio climático, apoyo a la investigación, nuevas tecnologías y educación, agroalimentación y transporte.

Además de estos siete proyectos, financiados por el Ejecutivo regional -y de otros siete que han sido concedidos a la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria-, la propia Agencia Canaria de Investigación, Innovación y Sociedad de la Información lidera nueve actuaciones más, gestionadas por el Instituto Tecnológico de Canarias, el de Ciencias Marinas y el de Investigaciones Agrarias y en las que participarán también las instituciones de educación superior.

Red biomédica.- El primero de los siete proyectos estructurantes en los que está embarcada en solitario la Universidad de La Laguna se dirige, precisamente, a mejorar la actividad investigadora que realiza la Red de Ingeniería Biomédica (RedIB-ULL). Para ello, sus impulsores pretenden reforzar la estructuración de esta red e incentivar la incorporación de nuevos investigadores. Asimismo, busca obtener resultados en otros subproyectos, como el diseño de una mano artificial o un sistema -Brain Computer Interface- que responde a impulsos cerebrales.

Innovación turística.- El motor de la economía canaria, el turismo, es el objeto de otro de los proyectos estructurantes de la Universidad lagunera. Sus promotores se centrarán, entre otros aspectos, en la sostenibilidad y la ordenación territorial de la actividad turística; la competitividad; la innovación, la emprendeduría y las nuevas tecnologías en el turismo; el transporte; o el turismo al servicio del ciudadano. Mejorar el Segai.- La propia actividad investigadora de la Universidad tinerfeña es el eje del tercero de los proyectos, cuyo objetivo fundamental es "la potenciación y el relanzamiento" del Servicio General de Apoyo a la Investigación (Segai) de la ULL. Sus objetivos son, precisamente, los que se ha marcado el centro docente para el conjunto de sus servicios de investigación: aumentar el impacto de esta actividad en la sociedad y el entorno empresarial y contribuir a consolidar la formación de los investigadores de la ULL, así como actuar como dinamizadores para grupos menos competitivos y abrir nuevas líneas de investigación.

El clima del pasado y el futuro.- Uno de los proyectos más ambiciosos es el que se dirige a evaluar los efectos del cambio climático en Canarias. Partiendo del estudio del clima del pasado -desde los momentos anteriores a los registros que toman las estaciones meteorológicas- y el presente, este trabajo realizará una estimación del impacto de los cambios que podrían producirse en el clima sobre los ecosistemas de las Islas y sobre la salud de sus habitantes.

Nuevas tecnologías.- Los procesos educativos y las posibilidades que en ellos abren las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) también serán abordadas por la Universidad de La Laguna, a través de un proyecto estructurante que aspira a mejorar la calidad de los contenidos digitales que ofrece el centro y a crear herramientas y aplicaciones informáticas en distintas materias, así como a promover la innovación y la formación en la enseñanza a través de internet o en la semipresencial dentro de la educación superior.

Nutrición.- Los objetivos que se ha trazado el área de agroalimentación tienen que ver con el establecimiento de la composición química y del valor nutritivo, además de la mejora tecnológica, de varios tipos de alimentos producidos en Canarias. El proyecto se centra en los vinos, el queso y los alimentos vegetales, y pretende también evaluar el estado de la población en riesgo nutricional.

I+D y logística.- El último proyecto financiado por el Gobierno autónomo se ha gestado con el propósito de desarrollar un sistema de información que pueda ponerse al servicio de los actores implicados en el transporte y la logística -entre ellas las empresas- y facilitar la generación de proyectos de investigación y desarrollo tecnológico en este sector.