Santa Cruz de Tenerife

Asinca asegura que la crisis durará más en Canarias sin el puerto de Granadilla

La Asociación Industrial de Canarias hace un "llamamiento a la responsabilidad" de las administraciones y los agentes económicos y sociales para que se desbloquee una obra vital para estimular la inversión privada. "Los proyectos que ya están financiados deben acometerse sin más dilación", recalca su titular provincial.
TERRENOS EN LOS QUE SE UBICARÁ
5/ene/10 7:36 AM
Edición impresa
 parte del futuro puerto de Granadilla, paralizado desde marzo./ el día
parte del futuro puerto de Granadilla, paralizado desde marzo./ el día

JOSUÉ GARCÍA, S/C de Tfe.

"Hacemos un llamamiento a la responsabilidad de los políticos, las administraciones y los agentes económicos y sociales para que aquellos proyectos que ya cuentan con financiación en el Archipiélago se acometan sí o sí, sin más dilación. Entiéndase por ello el puerto de Granadilla, que es el motor alrededor del cual se deben desarrollar infraestructuras de tanta trascendencia como la planta de regasificación o la plataforma logística del Sur".

Éste es el mensaje que lanza con la entrada del Año Nuevo la Asociación Industrial de Canarias (Asinca), que insta a que el gasto público tome la iniciativa y permita en 2010 sacar de la crisis actual a la economía isleña. "El consumo está estancado, la inversión privada igual, y sólo queda que las administraciones incrementen su gasto fiscal. Habrá que canalizar éste hacia inversiones tractoras, que mañana ayuden a dinamizar la economía", destacó en una entrevista concedida a este periódico el presidente de Asinca en la provincia tinerfeña, Ramón Villalba.

"Está claro -continuó- que el sector industrial, como otros, las está pasando canutas en estos momentos, y mientras no fluya nuevamente el crédito, reactivando el consumo, lo va a pasar francamente mal". Por ello, la iniciativa privada, argumentó, "se limita hoy a invernar y, a través de redimensionar y analizar costes, dar con fórmulas que permitan superar este periodo", por lo que difícilmente será el motor que acostumbra en épocas de bonanza.

Por ello, "habrá que convencer a la alcaldesa -de Granadilla, que se opone a que se reinicien las obras del puerto, paralizadas desde marzo por la suspensión cautelar de la descatalogación de los sebadales presentes en la zona como especie protegida- porque está claro que, al final, cuando hablamos de inversiones estratégicas, algo habrá que sacrificar. Tendremos que conseguir que el impacto ambiental sea mínimo vía medidas correctoras, pero no paralizando iniciativas fundamentales para dinamizar la economía isleña".

Villalba recordó que "detrás del puerto está la plataforma logística del Sur, que es imprescindible para el desarrollo del polígono de Granadilla. Es otro de los cimientos sobre los que se puede apoyar un desarrollo futuro de actividades, tanto industriales como de tipo logístico", que permitan a la Isla "jugar un papel estratégico en los nodos de tráfico internacional".

Además, ante el "riesgo" de que se pierda la financiación europea del puerto y la planta de regasificación -en el debate que publicó el pasado domingo EL DÍA, el titular de la Autoridad Portuaria, Pedro Rodríguez Zaragoza, aseguró que no será así-, reclamó que el Gobierno autónomo "haga la parte que le corresponde: tomar decisiones y buscar la fórmula para que estas inversiones prosperen".

Hizo hincapié en que están en cuestión cifras -de alrededor de 200 millones de euros, apuntó- "que hoy, si tuviéramos que buscarlas vía presupuestos y otras fuentes, serían prácticamente inviables. Es imperdonable que esa financiación no se aproveche".