Santa Cruz de Tenerife
EL SAUZAL

Un proyecto prevé que el 33% de la basura se use para abono

El Ayuntamiento sauzalero, junto al Cabildo de Tenerife y la Mancomunidad del Nordeste, desarrolla un proyecto de compostaje doméstico que pretende que los residuos orgánicos de las casas con terreno se usen como fertilizante natural.
EL COMPOST
2/mar/10 7:50 AM
Edición impresa
   se elabora almacenando residuos vegetales y orgánicos en depósitos de este tipo./ el día
se elabora almacenando residuos vegetales y orgánicos en depósitos de este tipo./ el día

R. SÁNCHEZ, El Sauzal

El Ayuntamiento de El Sauzal desarrolla junto al Cabildo de Tenerife y la Mancomunidad de Municipios del Nordeste un proyecto de compostaje doméstico que prevé que el 33 por ciento de la basura de los hogares con terreno o jardín se utilice como abono natural.

El consistorio ofrece un taller de formación gratuita donde se enseña a los vecinos que tengan una huerta o jardín cómo gestionar los residuos orgánicos del hogar y los restos de la poda en la elaboración de compost. Este abono natural de gran calidad mejora la salud de los cultivos y jardines, a la vez que permite ahorrar agua y productos químicos.

Desde el municipio de El Sauzal se destaca que "el compostaje doméstico es una imitación controlada y acelerada de los fenómenos de la naturaleza, que consiste en descomponer nuestros residuos domésticos y vegetales para obtener de forma gratuita un producto fertilizante natural y de alta calidad".

Ahorro múltiple

Con esta propuesta sostenible, el Ayuntamiento norteño pretende reducir el gasto en abonos comerciales, los malos olores, así como el coste del transporte, almacenamiento y tratamiento de los residuos orgánicos que se producen en la localidad.

Uno de los objetivos que se plantea este proyecto de compostaje doméstico es conseguir la reutilización del 33 por ciento de la bolsa de basura de cada vivienda. Los promotores de este proyecto destacan que "los restos orgánicos se pueden devolver a la naturaleza en forma de un útil y natural compost".

Gracias al reciclaje, se convierte en un recurso útil lo que hasta ahora no es más que un residuo doméstico que termina en los contenedores verdes. Para los promotores de la iniciativa, lo importante es concienciar a la población sauzalera de que los restos de la cocina y del jardín pueden convertirse, de forma gratuita, en el mejor abono para sus plantas o cultivos domésticos.