Santa Cruz de Tenerife

Al Tenerife Rural le faltó chispa

J. SOTOMAYOR, S/C de Tfe.
11/abr/10 07:08
Edición impresa

TFE. RURAL 57

CAI ZARAGOZA 67

Tenerife Rural(20+9+20+8). Eric Sánchez (8), Fergerson (9), Julio González (7), Roe (6), Ayón (4) -inicial-, Boccia (14), José Manuel Hernández (2), Tony Hernández (-), Sergio Pérez (-), Iván Rodríguez (3) y Fiorotto (4).

CAI Zaragoza(17+17+20+13). Rivero (4), Quinteros (11), Junyent (8), Barlow (12), Phillip (15) -inicial-, Lescano (2), Edu Sánchez (-), Hettsheimeier (13) y Robles (2).

ÁrbitrosPlá Giménez y Soler.

Parciales9-8, 20-17, 22-21, 29-34; 33-48, 49-54, 53-59 y 57-67.

IncidenciasPabellón Insular Santiago Martín. Unos 800 aficionados.

El CAI Zaragoza dio un paso casi definitivo hacia el ascenso y lo podrá certificar el próximo viernes en su cancha contra el Sant Josep de Girona. Ayer superó al Tenerife Rural y, a falta de dos jornadas, mantiene esa diferencia con el Melilla, aunque todo dependerá de lo que haga hoy el equipo norteafricano, ya que si pierde el CAI ya tendrá el ascenso asegurado y sin esperar a ganar a los catalanes.

Ante el Tenerife Rural supo esperar el momento para decidir y eso lo hizo cuando jugó con el interior donde el equipo de Iván Déniz tuvo problemas. Al plantel blanquiazul ayer le faltó un punto más de agresividad defensiva. Le faltó esa chispa que tuvo en la primera parte contra el Melilla y la que le ha llevado a ganar partidos importantes en esta competición.

La Peña La 6 intentó meter al resto de los aficionados en el partido e incluso a los propios jugadores, pero no fue fácil y el CAI logró tomar una diferencia importante en el último cuarto y llevarse el triunfo.

Pero antes los blanquiazules estuvieron en el partido. Pese a su mal inicio (0-6), los tinerfeños se fueron haciendo con el control del juego y a los cinco minutos se pusieron por primera vez por delante en el marcador (9-8).

Déniz movió mucho el banquillo y su defensa para intentar sorprender al rival. Y lo consiguió. La defensa mixta que preparó -Iván Rodríguez en individual con Quinteros- le llevó a dominar ligeramente el choque. La defensa se mantuvo firme y en ataque se estaba cumpliendo. Con el 17-13, el CAI también se puso en zona, pero no impidió que el Tenerife terminara ganando el primer parcial (20-17).

Se mantuvo la igualdad en el marcador en los primeros instantes del segundo cuarto. La defensa local seguía siendo fuerte, pero en ataque el equipo no estaba acertado y el CAI empezó a dominar el choque y el conjunto local no supo pararlo.

Tras el descanso y con una diferencia de cinco puntos (29-34), el CAI dio un primer aviso. Un parcial de 7-0 situó la diferencia en quince puntos (33-46), ventaja que parecía decisiva. Darren Phillp empezó a ser el protagonista de su equipo, siempre apoyado por la aportación de Barlow y Quinteros.

Volvieron los cambios en el Tenerife Rural y supuso una reacción importante. Un triple de Adrian Boccia y uno posterior de Julio González metieron de nuevo al equipo blanquiazul en el choque (43-52) y el técnico visitante tuvo que parar el encuentro con un tiempo muerto.

Ese minuto no cambió nada y el Tenerife siguió con su buen acierto y llegó a situarse a cinco puntos (49-54) al término del tercer cuarto.

Aunque al CAI Zaragoza se le notó más entero y más preparado para afrontar estos instantes finales, los locales no permitieron que se fueran con facilidad. A ocho minutos, el Tenerife se puso a tres (51-54), pero la cuarta falta de Roe, que le hizo bajar su intensidad defensiva y el mayor poder interior de los aragoneses hicieron que el encuentro se fueran decantando para un CAI Zaragoza que aprovechó para dar el estirón definitivo en el que destacó el poder interior de Hettsheimeier y el control de Rivero y Quinteros.