Santa Cruz de Tenerife

Criadores de cabras, ovejas, cochinos y perros canarios se unen para defender las razas autóctonas

Santa Cruz de la Palma, Europa Press
29/abr/10 16:54
eldia.es

Criadores de cabras, ovejas, cochinos y perros se han unido en la Federación de Asociaciones de Razas Autóctonas Canarias (Faracan), que quedó oficialmente constituida ayer en la Casa Salazar de Santa Cruz de La Palma, para defender las razas autóctonas del archipiélago.

Según informó hoy Faracan en un comunicado, se trata de una organización de naturaleza asociativa y sin ánimo de lucro que tiene por objeto la representación y defensa de los intereses profesionales de las razas autóctonas canarias, así como facilitar el desarrollo y progreso de las mismas. Pretende promover la cría de las diferentes razas según los usos y costumbres de las islas, así como fomentar el conocimiento y la difusión de las mismas, tanto en el archipiélago como en el extranjero.

El acto estuvo presidido por el director general de Ganadería del Gobierno de Canarias, Marcelino Umpiérrez, el consejero de Agricultura del Cabildo de La Palma, don César Martín, el presidente de Faracan, Pedro Molina, y el secretario de Faracan, Manuel Expósito. Asistieron además los representantes de las siguientes asociaciones de razas autóctonas: Asociación Nacional de Criadores de cabra Tinerfeña, Asociación Canaria de Arrastre, Fomento y Crianza de Ganado Basto; Asociación Española de Criadores de Ganado Vacuno Selecto de Raza; Asociación de Criadores de Oveja Palmera; Asociación de Criadores de Cochino Negro Canario; Asociación Española de Criadores de Ovino Canario de Pelo; Asociación Española de Criadores de la Cabra Palmera; Asociación Insular de Criadores de la Cabra Majorera en Gran Canaria; Asociación Española del Perro Pastor Garafiano y Asociación para la Conservación del Perro Majorero.

La creación de esta Federación supone, según señala la misma, "un acontecimiento histórico para todas las razas autóctonas de nuestras islas, algunas de las cuales han estado a punto de extinguirse totalmente o están en peligro de extinción". En definitiva, según Faracan es "un paso más hacia la protección de nuestro patrimonio".