Santa Cruz de Tenerife

Los ayuntamientos recibieron 871.000 euros por reciclar en su propio territorio

Los ciudadanos de los 31 municipios de la Isla clasificaron durante el ejercicio 2008 un total de 4.288.890 kilos de residuos separados, como son los de envases, papel o vidrio, entre otros. En función de los kilos seleccionados se produjo una devolución económica a sus ayuntamientos para incentivar la recogida selectiva.
EL DÍA, S/C de Tenerife
17/may/10 09:06
Edición impresa

Los 31 municipios de la Isla recibieron durante el ejercicio pasado 871.254,91 euros en concepto de recogida selectiva de residuos (contenedores de envases, papel, vidrio, materia orgánica y puntos limpios) perteneciente a la campaña 2008 y distribuida por la sociedad Ecoembes, que centra sus esfuerzos en gestionar los residuos, tanto en su lugar de origen para luego tratarlos, como la basura en masa que llega al Complejo Medioambiental de Arico.

Estos cálculos se hicieron en base a la recogida de residuos selectiva y después de que el Sistema Integral de Gestión de residuos encargado, Ecoembes, arbitrara los ingresos de los municipios de la Isla según el tipo de residuo clasificado que les llegaba. Dependiendo de los kilos de residuos selectivos, "se les devolvía a los ayuntamientos de forma proporcional los euros relativos a los residuos clasificados", según explicó el jefe del Servicio Técnico de Sostenibilidad de Recursos y Energías, Francisco Hernández, "aunque desde mediados del año pasado existe un nuevo sistema de tasa dividida en dos tramos muy distintos", apuntó.

Más de 4 millones de kilos.- De esta forma, y en relación a la recogida selectiva de residuos pertenecientes al ejercicio 2008, se registró una suma total de kilos recogidos entre los 31 municipios de 4.288.890 kilos, siendo los municipios que tienen más habitantes y los que reciben más turistas los más concienciados en materia de clasificación de residuos. En este caso, Santa Cruz de Tenerife con 1.286.510 kilos (el 30% del total) fue el municipio que más aportó al programa, con lo que fue incentivado con 261.344,58 euros.

Por detrás de esta clasificación, en La Laguna se recogieron 658.500 kilos (15,35%) y les fueron devueltos 133.769 euros; en el Puerto de la Cruz se sumaron 247.200 kilos (5,76%) y se le compensó con 50.216 euros; en Arona, 243.950 kilos (5,69%), lo que le supuso un reintegro de 49.556 euros; y Adeje, municipio en el que se recogieron 231.220 kilos (5,39%) y les fueron devueltos 46.970 euros.

Por su parte, los municipios de Garachico, La Guancha, Icod de los Vinos, San Juan de la Rambla y El Tanque, al no contar con infraestructuras en 2008, se quedaron exentos del incentivo.

Tasas para pagar menos.- Desde julio del año pasado, conforme al desarrollo del Plan Territorial Especial de Ordenación de Residuos (PTEOR) se estableció una nueva tasa que viene a premiar aún más la clasificación de residuos en origen. La misma cuenta con dos tramos, uno de pago fijo denominado A (el referido a la captación de residuos selectivos), y otro variable definido como B (el que se refiere a la basura en masa, los residuos normales que se echan en bruto en los contenedores verdes).

Según destacó el propio Hernández, el cambio de tasa es más razonable y se unifica a todos los municipios de la Isla de igual forma. "Ahora el incentivo no es que se devuelve al ayuntamiento porque ha recogido residuos selectivos. Ahora es al revés, si se echa más residuos al contenedor de basura en masa (el verde de restos), el ayuntamiento paga más por el número de kilos y habitantes, pero si lo hace en los contenedores selectivos o en los puntos limpios la corporación de turno va a pagar menos".

Tal y como establece el plan territorial de residuos, los municipios pagarán de coste fijo 2,02 euros por habitante, mientras que de tramo variable parte de los 31,73 euros por tonelada y va bajando según el número de toneladas que se clasifiquen. Básicamente, depende de lo que haga el ciudadano con su basura, si clasifica o no en los contenedores de papel, vidrio, envases y si separa a través de los distintos puntos limpios comarcales que existen en el ámbito de la Isla.

"Si se separa, pues habrá menos basura en masa porque se clasifica en origen, con lo que el coste para el ciudadano al final será muchísimo menor. Es una sola tasa con dos tramos, uno variable y otro fijo. En la parte fija pagas todos los conceptos recogidos en el PTEOR menos el coste de gestión de la basura en masa (restos), de la que no se ha recogido en origen", reiteró el técnico.

El PTEOR como herramienta.- Francisco Fernández hizo hincapié la necesidad de desarrollar en su máxima expresión el PTEOR, una herramienta fundamental para el futuro de la Isla. En su opinión, "lo revolucionario del plan es que se ha puesto un sistema de tasas que incentiva a la gente. Cuanto más usa los contenedores de vidrio, papel, envases o de materia orgánica cuando se pongan, y los puntos limpios, menos costes y baja la factura para el ayuntamiento. Si tiras todo esto al contenedor verde pagas más porque el PTEOR es una herramienta enfocada a la minimización de la basura en masa".

El jefe del Servicio Técnico de Sostenibilidad de Recursos y Energías del área de Medio Ambiente del Cabildo recordó que el plan territorial de residuos cuenta con siete ejes estratégicos bien definidos: según se recoge en el PTEOR, el primer eje tiene que ver con el objetivo de la minimización de la gestión de residuos; la segunda está enfocada a la recogida selectiva de residuos (vidrio, envases, papel, puntos limpios); mientras que la tercera tiene que ver con la gestión de materia orgánica a través de un organismo especializado.

En cambio, el cuarto y quinto eje del plan de residuos trata de la gestión de la basura en masa (el contenedor verde de restos), en la que se incluyen costes del vertedero, la planta de transferencia, la incineradora..., mientras que el sexto y el séptimo incluyen la organización con los ejes de gestión de residuos, educación, concienciación, etc.