Santa Cruz de Tenerife
TRIBUNALES / MALVERSACIÓN

El juez investigará al líder del PSOE de Lanzarote por cohecho y malversación

Arrecife de Lanzarote, EFE
18/may/10 11:03 AM
eldia.es

Un juzgado de Arrecife ha admitido a trámite una querella por prevaricación, malversación de caudales públicos y cohecho contra el secretario general del PSOE en Lanzarote, Carlos Espino Angulo, por su labor como consejero delegado de los Centros de Arte, Cultura y Turismo del Cabildo.

Espino fue denunciado por su gestión al frente de la red de centros turísticos del Cabildo por iniciativa de la nueva consejera de la entidad, Astrid Pérez, actual presidenta insular del PP, quien al acceder al cargo a finales del pasado año afirmó haber detectado irregularidades en la gestión desarrollada por Espino en su gestión.

Pérez puso en conocimiento de los órganos de dirección de los centros las posibles irregularidades y el Consejo de Administración de la entidad acordó a mediados de febrero iniciar acciones penales contra el anterior consejero delegado.

Fuentes próximas al procedimiento indicaron hoy a EFE que la querella fue presentada semanas atrás en los juzgados, tras ser aprobada la adopción de medidas legales contra Espino por la mayoría del consejo de administración.

En la querella se pide que se investigue la etapa de Espino al frente de los Centros Turísticos -entre junio de 2007 y octubre de 2009- para determinar si pudo incurrir en presuntos delitos de prevaricación, malversación de caudales públicos, fraude en la gestión de la empresa o cohecho, agregaron las fuentes.

De la querella, que consta de unas 30 páginas, y de la documentación que se adjunta a la misma, se ha dado ya traslado al Ministerio Fiscal para que estudie el caso y se pronuncie al respecto, bien solicitando el archivo, o bien apoyando el inicio de diligencias.

La tesis que sostiene la nueva dirección de los Centros Turísticos, que ha apuntado en varias comparecencias públicas en los últimos meses, es que Espino supuestamente habría incumplido la legislación relativa a la contratación en el ámbito de las administraciones públicas.

Por su parte, el secretario general del PSOE en Lanzarote ha indicado en declaraciones que ha tenido conocimiento de la admisión a trámite de la querella por los medios de comunicación, por lo que ha declinado hacer una valoración de la situación hasta que no se le den traslado de las actuaciones y conozca el contenido y los pormenores de la querella.

De otro lado, fuentes próximas al proceso confirmaron que una de las contrataciones que se ha incluido en la querella es la de una cocina nueva para los Jameos del Agua, centro turístico ubicado en el municipio de Haría, al norte de la isla.

La creación de la nueva cocina se habría contratado a finales del año 2007 por unos 225.000 euros a la empresa de un conocido afiliado del PSOE.

Las fuentes aseguran que esta contratación no salió a concurso público y abierto y que se acabó pagando una cantidad significativamente superior a la fijada en un principio, que rondaría los 377.000 euros.

La dirección actual de los Centros Turísticos pide en la querella que el Juzgado investigue otras contrataciones, algunas relacionadas con la elaboración de informes o vídeos que supuestamente no han aparecido, para establecer si fueron abonadas cantidades que no correspondían, con el objetivo final de que se reintegren a las arcas de la entidad, que tiene una deuda superior a los 14 millones de euros, según los nuevos gestores.

Además de la querella ahora admitida a trámite, el secretario general del PSOE de Lanzarote fue denunciado ante la Guardia Civil por el presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro Sanginés, de CC, quien acusa a Espino también de irregularidades en su gestión en los Centros Turísticos.

Se da la circunstancia de que Carlos Espino denunció en su día un supuesto intento de soborno por parte de un empresario, denuncia que dio lugar a la operación Unión, que a su vez derivó en la operación Jable y que ya se han saldado, de momento, con más de medio centenar de detenciones entre políticos, funcionarios y empresarios.