Santa Cruz de Tenerife

El Hierro, por un sector primario cien por cien ecológico

El incremento de la demanda de estos productos ha hecho que agricultores, ganaderos y pescadores decidan especializar su trabajo uniéndolo a la imagen
JUAN C. GARCÍA, S/C de Tfe.
30/jun/10 07:44
Edición impresa

En el marco del compromiso de desarrollo sostenible, la isla de El Hierro, declarada hace diez años Reserva Mundial de la Biosfera, adopta los principios de la economía ecológica para apuntalar las bases de su futuro. Estas reglas configuran un estilo de desarrollo que conlleva nuevos aspectos del uso de la tierra y de relación con el mercado, en una actitud de respeto al medio ambiente.

El ahorro energético, la apuesta por energías renovables, el turismo sostenible, la conservación de recursos naturales y el mantenimiento del paisaje, de las tradiciones y del patrimonio histórico-artístico son los pilares de la adaptación de la economía ecológica al desarrollo. El vino, la piña tropical, el queso y la quesadilla son señas de identidad de la isla del Meridiano. Pero no las únicas. Sólo son los ases de la amplia baraja de productos herreños.

Representantes del sector primario de la isla, autoridades políticas y económicas mantuvieron el pasado mes de enero una importante reunión con el objetivo de trabajar unidos para que los productos herreños sean reconocidos tanto dentro como fuera de la isla por su riqueza biológica.

"Creemos que podemos lograr esta aspiración que ahora puede parecer utópica. Estamos convencidos de que con la ayuda de todos, el debido apoyo técnico y el asesoramiento necesario, tendremos agricultura y ganadería ecológica". Así presentaba Tomás Padrón, presidente del Cabildo de El Hierro, el compromiso por el que la isla producirá agricultura, ganadería, pesca y alimentación cien por cien ecológica en un plazo de ocho años.

"Estamos haciendo un trabajo bastante intenso en ese campo de forma que se ha aumentado de manera significativa el número de clientes de estos productos", indica el consejero del Sector Primario del Cabildo de El Hierro, Javier Morales.

Unificar la venta

"Por una parte, se ha unificado toda la venta, a través de Mercahierro -explica Morales- y se ha reforzado la estructura de distribución en Tenerife, donde se han modernizado nuestras instalaciones. Por otro lado, se ha hecho un trabajo importante en cuanto a los puntos de venta de los productos ecológicos. Hemos pasado de 16 a 40 puntos de venta en Tenerife y Gran Canaria, pero tenemos acuerdos con una docena más, hasta un total de 52. En este momento, estamos pendientes de incrementar las producciones con la puesta en marcha del invernadero que se está construyendo y que el día 30 de junio nos lo entregan.

La apuesta del 100% ecológico en 8 años "la tenemos muy clara porque es lo más sano y también es lo más interesante para el productor, porque en esa línea de productos de calidad le puede generar unos ingresos importantes y ahorro de costes".

"En el mercado lo que interesa es diferenciarse en la medida de lo posible, y si tú ofreces algo distinto siempre puedes negociar mejor que si compites con lo mismo que otros", subraya Morales.

Sobre la comercialización de los productos ecológicos herreños, el presidente de la Cooperativa de Ganaderos de El Hierro, Miguel Ángel Casañas, apunta que "es una apuesta que está empezando a tener calado y nuestra intención es que se llegue al 100%, pero que por ahora no hay volumen. El fundamento es que no abandonemos nuestro entorno y nuestro campo. La cuestión es producir aquí, en la isla. Si no se puede el 100%, lo que se pueda. Aquí no hay más vida que producir en tu entorno y transformarlo. Podemos hablar de ecológico cuando produzcamos aquí de verdad y al menos el 50% o 60%. Esto no es cosa de un año.

Pedro Cabrera es uno de los pocos agricultores y ganaderos ecológicos herreños con dedicación exclusiva a esta labor. "Tengo unas parcelas donde siembro hortalizas y lo convino con un rebaño de 100 ovejas".

"La idea -sostiene Cabrera- es que los ganaderos y los agricultores de la isla poco a poco cambien de la línea convencional a la ecológica. Y en un futuro eliminar la primera. Eso lleva tiempo. Se trata de concienciar a la gente de que vayamos hacia esa línea. Es más rentable. A simple vista puede parecer que no, pero hay más partes positivas que negativas".

Planificación

Mercahierro, como sociedad comercializadora de los productos de El Hierro, promociona, vende y distribuye los productos de la isla. Su gerente, Benjamín Palmero, señala que se está enfocando toda la comercialización en la vertiente ecológica, siguiendo el compromiso firmado en enero.

"Hemos incrementado casi en un 200% el número de clientes de productos ecológicos y, además -añade Palmero-, estamos potenciando estos productos tanto en la grandes superficies como en los minoristas. Para todo ello hemos tenido que empezar con una planificación y una programación de la agricultura y parte de la ganadería. Así, cuando queremos comercializar cualquier producto en el exterior lo principal que nos piden los mercados es estabilidad. Con la discontinuidad del producto se pierden los mercados".

El gerente de Mercahierro explica que "lo que hemos hecho es una planificación interna en El Hierro para tener una serie de frutas y verduras durante todo el año y contar con un mercado en el exterior que pueda asumir esa producción. Todo la producción ecológica sale al mercado".

Con esta planificación "podemos garantizar un precio al agricultor por kilo de fruta y de verdura durante todo el año. Con esta garantía, el margen de Mercahierro es evidentemente el mínimo para poder compensar los gastos de transporte, de gestión y demás, y ponerlo en los mercados. Cuando estos productos los ponemos en los mercados hemos establecido un precio de venta que se establece para todo el año. Con esto, no sólo damos estabilidad en las distribución, sino que damos calidad en la misma y damos estabilidad en el precio".

"Tenemos muchos otros proyectos. Ya no sólo hay que ir a la agricultura y a la ganadería. Los márgenes están en el valor añadido". En el ejemplo del yogur queda claro. Palmero explica que "esta saliendo bien, tiene una aceptación interesante en este mercado ecológico y le garantizamos el litro de leche de oveja ecológica a 2 euros el litro. Esto para un ganadero no sólo le da estabilidad sino unos ingresos con los que puede sobrevivir con algo de ganado. Gana el ganadero, gana Mercahierro y estamos sacando al mercado un producto de calidad. Y como yogur ecológico 100% es el único que hay ahora en Canarias".

La Cooperativa del Campo de Frontera es una de las principales referencias agroalimentarias de la isla. Su presidente, Carlos Luis Castañeda, apoya la iniciativa de la producción ecológica. Sin embargo, alberga alguna duda sobre su desarrollo. "La idea es buena. Que se lleve a cabo, ya veremos".

Respecto a la marca propia de El Hierro, señala que "a veces no sabemos los que tenemos hasta que lo perdemos". Echa en falta que, a pesar de ser una isla pequeña, "no tenemos todo controlado"

"Si queremos una agricultura ecológica, debamos sacar productos diferenciados, porque si son igual a los demás nos morimos de hambre. Cuando se acaben las subvenciones no hay quien plante aquí nada, porque no podemos competir"

Fábrica conservera

El Hierro es la única isla que cuenta en la actualidad con una fábrica conservera de transformados para pescado. Juan Carlos Hernández, gerente de la cooperativa Pesca Restinga señala que "en los tres años de funcionamiento se han envasado 45 toneladas de atún. Se envasa sólo los lomos, con sal de La Palma y con aceite de oliva virgen extra ecológica de Córdoba. Lo vendemos en toda Canarias con el nombre Atún de Ferro -nombre antiguo de la isla-. Había problemas de comercialización, pero ahora ya empezamos a tener convenios con diferentes grandes hipermercados. Garantizamos una rentabilidad para el pescador, al que le pagamos el kilo de atún a buen precio y sacamos un producto muy interesante para el mercado".

"Lo metemos en congelación y cuando tenemos el volumen adecuado lo sacamos para hacer las conservas. Se pesca por temporada, de abril a septiembre. Ahora estamos esperando de 30 a 40 toneladas para empezar a comercializar algo".

"Nosotros tenemos claro una cosa -asegura con determinación el gerente de Mercahierro-, en El Hierro competir en los productos convencionales nos parece una locura hoy en día. El producto ecológico es el verdadero nicho de mercado para El Hierro y más siendo la isla Reserva Mundial de la Biosfera".

Benjamín Palmero considera que "tenemos un apellido que nos proporciona una diferenciación en el mercado y ese apellido es Productos de El Hierro, Reserva Mundial de la Biosfera".