Santa Cruz de Tenerife

Rivero ve cerca la titularidad del mar canario ante el escepticismo del PP

Mientras que para el presidente del Gobierno autónomo, Paulino Rivero, que Canarias tenga su mar propio está "más cerca", para la presidenta y portavoz del Grupo Parlamentario Popular, María Australia Navarro, ahora mismo "ni se está en condiciones", ni "la cuestión es para solventarla mañana".
EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO REGIONAL,
30/sep/10 07:43
Edición impresa
 Paulino Rivero, ayer, en el Pleno del Parlamento canario./ maría pisaca
Paulino Rivero, ayer, en el Pleno del Parlamento canario./ maría pisaca

O. GONZÁLEZ, Tenerife

Coalición Canaria (CC) y Partido Popular (PP), socios de Gobierno en las Islas, dejaron entrever ayer que en algunos temas su visión no siempre es la misma. Esta vez fueron el presidente regional, Paulino Rivero, y la presidenta y portavoz del Grupo Parlamentario Popular, María Australia Navarro, los que, con la titularidad del mar canario como excusa, evidenciaron ciertas discrepancias entre ambas formaciones.

Por un lado, el jefe del Ejecutivo anunció en el pleno del Parlamento que Canarias está "más cerca" de tener mar propio, gracias a una proposición de ley, la cuarta, impulsada por CC en el Congreso sobre el reconocimiento de las aguas canarias y los derechos sobre sus recursos. Por otro, sin embargo, Navarro consideró, en declaraciones a este periódico, que para solventar esta cuestión en estos momentos no se está "en condiciones".

Rivero explicó en el pleno que la proposición cuenta con los informes de los servicios jurídicos del Ministerio de Asuntos Exteriores, por lo que "espera" que a lo largo de las próximas semanas o meses pueda cerrarse un acuerdo que pueda tramitar esta proposición de ley.

"Es algo importante para Canarias porque hablamos de las aguas territoriales y la delimitación de la zona económica exclusiva", señaló Paulino Rivero, quien insistió en que éste es "un asunto especialmente importante" para Canarias. "Es incomprensible que hasta ahora no se haya realizado", remarcó.

En esta línea, afirmó que la reivindicación de Canarias es "de sentido común", y puso el ejemplo de que no es lógico que entre Sevilla y Granada haya una carretera internacional sobre la que no se puede ejercer control. "Eso es lo que ocurre a partir de las 12 millas, que son aguas internacionales, y no hay control sobre los vertidos, amén de los derechos sobre los recursos mar", subrayó Rivero.

Reivindicación nacionalista

El presidente respondía así a una pregunta de la diputada de CC María del Mar Julios, que recordó que esto es una "reivindicación histórica abanderada por los nacionalistas, conocedores de la repercusión sobre el bienestar y la sostenibilidad".

"Cualquier estado debe preocuparse por la soberanía de su territorio", apuntó la diputada de CC, quien precisó que "no sólo debe preocuparse Canarias, sino también España".

En este sentido, añadió que "sería una oportunidad y no un problema reconocer ante los organismos internacionales la soberanía de nuestras aguas", al tiempo que sostuvo que ahora que se ha vuelto a tratar el asunto de las prospecciones petrolíferas "el debate no es si hay que hablar con una multinacional, sino plantear al Gobierno de España que queremos que nuestro mar sea canario y controlar sus recursos".

Por su parte, Australia Navarro aseveró que esta cuestión "trasciende" lo que es un tema autonómico e incluso nacional, porque, según aclaró, "hay una serie de implicaciones que van más allá de lo que es una negociación del Gobierno de Canarias con el de la Nación, por lo tanto hay que tener en cuenta que hay tratados internacionales y derecho internacional por medio".

"En principio, creo que para solventarlo en estos momentos no se está en condiciones", abundó la parlamentaria del PP, quien, no obstante, aseguró que su formación apoya la reivindicación de CC. "Ya en el Estatuto de Autonomía de Canarias se trataba este tema y había sido totalmente consensuado por CC y PP, pero nos trasciende, porque participan terceros países y hay una normativa internacional y un derecho del mar, una serie de convenciones internacionales que hay que tener presentes", dijo. "La cuestión no es para solventarla mañana", concluyó.