Santa Cruz de Tenerife

Canarias amaga con llevar ante el alto tribunal de la UE el pacto euromarroquí

Los productores isleños de tomates acudirán al Tribunal de Justicia de la Unión si el Parlamento Europeo refrenda el tratado comercial que ha promovido la Comisión. Bruselas, dicen, tiene pruebas de que el país africano ya incumple los contingentes actuales, por lo que aumentarlos vulneraría aún más sus intereses.
JOSUÉ GARCÍA, S/C de Tfe.
6/oct/10 7:29 AM
Edición impresa

Los tomateros canarios denunciarán el nuevo tratado comercial de la Unión Europea (UE) y Marruecos ante el Tribunal de Justicia de la UE si el Parlamento comunitario finalmente lo refrenda.

En declaraciones a EL DÍA, el portavoz de la patronal exportadora de Las Palmas Fedex, Roberto Goiriz, recordó ayer que el Europarlamento, gracias al Tratado de Lisboa, tiene ahora la posibilidad de rebatir los acuerdos alcanzados por la Comisión Europea.

Explicó que el vicepresidente del Gobierno de Canarias, José Manuel Soria, le ha "confirmado" el rechazo del Partido Popular (PP) -que preside en las Islas- al convenio, aunque reconoció que, para "ganar" esa votación, aún faltaría extender tal apoyo a buena parte del bloque popular en el Europarlamento, donde es mayoría.

"El PP nos ha transmitido que intentará que otros partidos populares europeos también se adhieran a su posición", señaló el portavoz de Fedex.

El secretario general de la patronal tomatera tinerfeña Aceto, Domingo Mendoza, indicó, también ayer, que será "difícil" dar marcha atrás al acuerdo.

Respecto a la falta de apoyo del PSOE y del Gobierno español a los intereses del subsector, Goiriz resaltó que la consejera de Agricultura de Andalucía, la socialista Clara Aguilera, "siempre dice que la llave para que el acuerdo se rechace la tiene el Partido Popular Europeo (PPE)".

Señaló que "eso es lo fácil", por lo que instó a Aguilera a adoptar una postura más activa a favor del tomate español y a convencer a la ministra del área, Elena Espinosa, "de que cambie de idea".

Cabe recordar que Aguilera fue la única representante de gobiernos de signo socialista en la reunión que mantuvieron el pasado lunes en Murcia los responsables de Agricultura de las esta autonomía, la Comunidad Valenciana y Canarias, además de la ya citada. Entre las cuatro concentran el 90% del tomate que exporta España.

"Tenemos al PP de nuestro lado y vamos a seguir apretando al PSOE, aunque todo el mundo sabe lo que está en juego", añadió Goiriz en alusión a "intereses de multinacionales" españolas.

Hasta que el Europarlamento se pronuncie, los productores "seguirán poniendo de manifiesto -ante el Ministerio- lo negativo que es este acuerdo para los tomateros españoles y canarios".

"Pero, si no se soluciona, estamos dispuestos a llegar al Tribunal de Justicia de la UE, porque creemos que, al no cumplir los marroquíes los requisitos de reciprocidad, se discrimina a los productores comunitarios", avisó.

Según el representante de los tomateros de Las Palmas, la oficina antifraude de Bruselas tiene pruebas de que Marruecos "incumple reiteradamente" el acuerdo comercial que está vigente, que fija un contingente de 250.000 toneladas de tomate importados cada año desde el país africano. El nuevo acuerdo lo eleva a 285.000.

El secretario general de Aceto, por su parte, insistió en que los tomateros isleños exigen "que se cumpla lo acordado, es decir, que haya reciprocidad en los convenios, sobre todo en cuanto a contingentes y precios de entrada. Es donde nos están haciendo polvo".

Como hizo Goiriz, Mendoza aplaudió la "cumbre" murciana, pero admitió que "los antecedentes no ayudan a ser optimistas".

Además, informó de que a finales de mes los productores europeos se reunirán en Madrid "para analizar lo que está haciendo cada uno de sus gobiernos".

Mendoza subrayó que el colectivo está "acostumbrado a competir en condiciones extremas, porque con Marruecos es tremendamente duro", pero que a ello se añade que los Estados europeos "se saltan a la torera los contratos".

"Nos gustaría que no existiera contingente, pero si está debe cumplirse. Estamos invirtiendo mucho dinero en renovar nuestras estructuras y es necesario despejar incertidumbres", concluyó.