Santa Cruz de Tenerife

El Estado del bienestar da un paso atrás

El sistema económico que busca garantizar seguridad para todos los ciudadanos en sanidad, educación, vivienda y pensiones ha entrado en crisis en Canarias, donde el paro alcanza el 26,2% y uno de cada tres parados no es beneficiario de prestación alguna.
EL DÍA, S/C de Tenerife
13/nov/10 7:49 AM
Edición impresa

"Tengo tres hijos en el paro desde 2009 y no me atrevo ni a comprarme ropa, porque un mes ayudo a uno a pagar el alquiler, la luz o el agua y el siguiente le hago la compra al otro", explica María Dolores Herrera, una tinerfeña que siente la crisis en su propia carne.

Ésta es la situación de miles de personas en Canarias, donde uno de cada tres parados no es beneficiario de prestación alguna.

Según el Ministerio de Trabajo, de los 259.751 parados registrados en las islas el pasado mes de septiembre, 78.659 no reciben subsidio por parte del Estado, lo que se traduce en el 30% de las personas que se encuentran sin trabajo.

Por provincias, en la tinerfeña el 28% de los parados (34.365 personas) no recibe prestación, cifra que en Las Palmas llega al 31% (44.294), según Trabajo.

Si definimos el Estado del bienestar como el sistema económico que busca garantizar seguridad social y económica para todos los ciudadanos, financiando mediante los impuestos los cuatro pilares: sanidad, educación, vivienda y pensiones, la realidad es que en Canarias, igual que en otras comunidades españolas y en más países, se aprecia que esta situación ha entrado en crisis, con un avance hacia su desmantelamiento.

Tasa de paro en las islas.- Los últimos datos sobre la tasa de paro en Canarias sitúan el Archipiélago en el segundo peor puesto de todas las regiones de la Unión Europea (UE), con un 26,2% de sus ciudadanos sin empleo, sólo superada por la cifra registrada el mismo año en otra región ultraperiférica, La Reunión, con un 27,1%, según la oficina europea de estadística, Eurostat. Unido a eso, el número de personas que viven en Canarias bajo el umbral de la pobreza relativa se sitúa en el 20,8%, según la Encuesta de Condiciones de Vida 2010, del Instituto Nacional de Estadística (INE), porcentaje que supera en un punto al marcado en 2009, que fue del 19,5%.

"Desmantelamiento" .- José Ramón Rodríguez, secretario general de USO Canarias, manifestó a este periódico que estamos ante el "desmantelamiento" del Estado del bienestar. Reconoció que fue el tema "estrella" del séptimo congreso regional de su organización, celebrado recientemente, donde se puso de manifiesto "cómo la crisis económica sirve de excusa para destruir un modelo que debería ser el que se tiene que exportar a otros países".

En su opinión, la regresión social "va a tardar décadas en recuperarse". Apuntó que son las organizaciones sociales -y no todas- las únicas "que estamos lanzando la voz de alarma".

"Si en Europa es preocupante, en España es alarmante y en Canarias es extremadamente preocupante", porque partimos de una posición muy debilitada en cuanto a las prestaciones que se dan desde la Administración canaria, unido a que en las islas "hay una coyuntura socioeconómica más adversa que en el continente". Recalcó un dato dramático: "Canarias tiene porcentajes de desempleo propios del área subsahariana".

"Esos datos son suficientes para que la clase política, el tejido empresarial y las organizaciones sindicales hubieran firmado ya una concertación social para sacar a Canarias de la crisis o que no siga cayendo más", apuntó Rodríguez.

Además, expuso que ahora "estamos recuperando -lamentablemente- comportamientos sociales que estaban erradicados, como que en una casa vivan dos o tres familias dependiendo de un mismo sueldo, generalmente de una madre viuda o de un jubilado", indicó.

En su opinión, este gobierno (el presidido por José Luis Rodríguez Zapatero) va a tocar las pensiones y eso es un "crimen social", porque a la gente "se la puede matar también empobreciéndola y dejándola sin esperanza".

Dijo que "lo más pernicioso es que tenemos una clase política que vive ajena a todo esto y está preocupada por permanecer o acceder al poder". Alertó de que los jóvenes sin empleo no tienen horizonte, "es la exclusión social".

Los jóvenes canarios.- Un ejemplo de esta situación es el joven tinerfeño Ray Concepción, que se quiere dedicar a la fotografía, pero tiene que hacer encaje de bolillos para adquirir el material necesario.

"El año pasado iba más sobrado, pero ahora me está resultando muy duro", afirma, mientras enseña el trípode que se acaba de comprar.

"Ni buscando por todas partes, ni regateando te puedes apañar", manifestó. Además, es uno de los jóvenes canarios que no se han podido permitir el lujo de ir de vacaciones en 2010.

Por su parte, Soledad Barreto, una canaria que está en el paro, manifestó que también nota la crisis a diario.

"Tengo familia con negocios y lo está pasando muy mal, porque no les da para vivir".

Cáritas.- Cáritas Tenerife, una de las organizaciones con una amplia red de asistencia social, que tiene escasos recursos propios y necesita subvenciones, está determinando qué programas recorta, como respuesta a la aportación del Gobierno canario para 2011.

En enero de 2010, Cáritas Tenerife cerró el proyecto Contamíname, destinado a la orientación y ayuda a inmigrantes. Esta iniciativa atendía a unas 900 personas al año. José María Rivero, subdirector de Cáritas Tenerife, recordó que han aumentado las familias que viven bajo el umbral de la pobreza relativa.

Educación.- En la educación, las voces que alertan contra el deterioro del servicio público resuenan con especial fuerza. No pasa un día sin que algún centro educativo manifieste su descontento por la falta de profesorado y por lo que considera un deficiente sistema de sustituciones. El plan de ausencias cortas -que cada centro debe elaborar para que sea su propia plantilla docente la encargada de cubrir las bajas de corta duración- es el centro de la polémica.

Pese a que la partida para comedores escolares se ha incrementado respecto al ejercicio pasado, las quejas sobre demandas desatendidas han sido una constante en el arranque del curso. ¿La razón? El agravamiento de la situación económica ha forzado a la Consejería a ampliar las subvenciones a los beneficiarios que disponen de una renta más baja, con lo que otros aspirantes a acceder a los comedores -principalmente niños de familias con problemas para conciliar la vida laboral y familiar- se han quedado fuera. Las plazas de comensales son las mismas que en el curso 2009-2010, y el Gobierno ha rechazado ampliarlas, a pesar de que los propios padres se han ofrecido a financiarlas. La profundización de la crisis amenaza, incluso, con "enterrar" una de las medidas estrella del Gobierno canario: la gratuidad de los libros de texto para todo el alumnado de los centros públicos.

Sanidad.- Los sindicatos han alertado del recorte de dos millones en material sanitario básico en el HUC. Señalan que el tijeretazo en la Consejería de Sanidad del Gobierno canario "decapitará el sistema sanitario público del Archipiélago". A lo que se suma que el área de drogodependencias sufre tal bajada que supondrá el cierre del 85% de los centros de la Isla.

Gasto de los hogares.- Un 53,6% de los hogares canarios gastan menos de 500 euros en la realización de su compra mensual, según los datos de la "Encuesta a hogares sobre el consumo de productos industriales isleños". Esto significa que hay un evidente empobrecimiento de la estructura de los ingresos y de la capacidad de gasto en los hogares de Canarias. La isla donde no se alcanzan los 500 euros mensuales en las compras es El Hierro (412,7 euros), seguida por Fuerteventura (418,6).

Emergencia social.- El presidente de la Federación Canaria de Municipios (Fecam), Lázaro Brito, recordó que la entidad que preside ha firmado acuerdos económicos para atajar la "emergencia social" en todos los municipios, "como consecuencia del desempleo". Aseguró que no se pueden atender todos los casos que se presentan en los ayuntamientos, "de personas que piden ayudas para la hipoteca o para pagar los impuestos".

"Atasco en las pensiones".- La diputada socialista del Parlamento canario, Olivia Cedrés, señaló que la Consejería de Bienestar Social "no tiene un conocimiento real de la pobreza en las islas" y criticó que mantenga "un atasco en las pensiones no contributivas, en la dependencia y en la Prestación Canaria de Inserción".