Santa Cruz de Tenerife

La CE estudia excluir las aguas del Sahara del acuerdo pesquero con Marruecos

Bruselas, EFECOM
16/dic/10 12:09
eldia.es

La comisaria europea de Pesca, María Damanaki, ha iniciado consultas con otros miembros de la Comisión Europea (CE) para negociar un nuevo acuerdo pesquero con Marruecos que excluya las aguas del Sahara occidental, informaron fuentes europeas.

Damanaki ha decidido actuar porque el convenio actual caduca a finales de febrero y Rabat aún no ha remitido las informaciones exigidas por Bruselas para su renovación, en las que el Gobierno marroquí debe mostrar que el pacto beneficia al pueblo saharaui.

Los servicios de la comisaria han iniciado un "procedimiento de consulta" a otras direcciones generales de la CE, sobre una propuesta que plantea empezar a negociar con Marruecos un nuevo protocolo, en el que no entrarían las aguas del Sahara occidental.

En el proyecto, al que tuvo acceso Efe, la dirección alude a la necesidad de resolver el problema que se origina por la falta de tiempo para la prolongación del acuerdo, cuando faltan poco más de dos meses para que expire el actual.

Como opción, el texto plantea entablar oficialmente negociaciones con Marruecos, pero para conseguir un protocolo que no incluya a las aguas al norte del paralelo "27° 40' N", la latitud que delimita la frontera con el Sahara occidental.

Sugiere también la posibilidad de que esta "solución" sea "transitoria".

La dirección de Pesca pretende, según el texto, que en un nuevo acuerdo haya una "cláusula sobre derechos humanos".

También aboga por discutir con Rabat los términos de un acuerdo, en el que se tengan en cuenta los informes científicos, "el diálogo" y el control para asegurar que la explotación pesquera es "responsable" y respetuosa con el medioambiente.

Los comisarios de la CE consultados tienen hasta febrero para opinar sobre el proyecto.

Si lo apoyan, el Ejecutivo comunitario aprobará oficialmente una recomendación al Consejo de ministros de la UE (representantes de los gobiernos) para negociar formalmente con Rabat un arreglo en el que no entrarían las costas saharauis.

Si el resto de la CE no respalda a Damanaki, la comisaria seguirá aún reclamando a Marruecos las informaciones solicitadas hasta ahora.

La comisaria ha insistido en que son indispensables las pruebas que acrediten que llega al pueblo saharaui parte de la compensación que la UE paga por permitir a los navíos europeos que accedan a sus aguas y que asciende a 36,1 millones de euros anuales.

Desde hace meses, el problema del Sahara pone en riesgo la renovación del convenio, considerado el acuerdo pesquero de más importancia política para la UE, con 119 licencias para los buques europeos, cien españoles.

Un informe jurídico del Parlamento Europeo (PE) determinó que el acuerdo no estaba respetando las leyes internacionales, porque la población saharaui no estaba percibiendo la contribución financiera de la UE, peses a que los barcos europeos sí pescan en torno al Sahara.