Santa Cruz de Tenerife

Sesenta mil canarios han comido gracias a los dos bancos de alimentos

Inés Rojas precisó ayer que son casi 60.000 las personas que se benefician de los bancos de alimentos de las Islas, de las que 41.500 corresponden a la provincia de Las Palmas y 17.000 a la de Santa Cruz de Tenerife. La consejera indicó que cualquier ciudadano puede ir a donar comida, pero la entrega solo se realiza a ONG.
D. M., S/C de Tenerife
2/mar/11 1:13 AM
Edición impresa

La consejera de Bienestar Social, Juventud y Vivienda del Gobierno de Canarias, Inés Rojas, precisó ayer en comisión parlamentaria que los dos bancos de alimentos de Canarias han beneficiado a casi 60.000 personas durante el año 2010, de las que 41.500 corresponden a la provincia de Las Palmas y otras 17.000 a la de Santa Cruz de Tenerife.

Rojas explicó que cualquier persona puede donar alimentos a estos bancos, pero no se puede ir de forma individual a recogerlos, "porque los bancos sólo entregan la comida a las entidades colaboradoras, que son organizaciones no gubernamentales que la reparten entre las familias que acreditan su necesidad".

La consejera justificó la gran diferencia de beneficiarios entre las dos provincias en que el de Las Palmas se inauguró en 1999, mientras que el de Tenerife lo hizo en el año 2006. Rojas destacó la "subida espectacular" que han registrado los bancos de alimentos de las Islas, que han pasado de repartir anualmente 450.000 kilos de alimentos a los 3,5 millones de kilos de ahora.

Asimismo, señaló que las entidades colaboradoras en el Archipiélago también se han incrementado notablemente, pasando de 82 a las 162 que colaboran en la actualidad.

La consejera recalcó que los alimentos llegan a las familias en buen estado y recordó que esta iniciativa sale adelante con voluntarios, muchos de ellos jubilados.

Matizó que existen 224 bancos de alimentos en 18 países de Europa, en los que trabajan 6.400 voluntarios.

"Sólo en España hay 50 bancos de alimentos", dijo la consejera.

Plan contra la pobreza

La diputada socialista en el Parlamento canario, Olivia Cedrés, exigió ayer al Gobierno de Canarias un plan de choque contra la pobreza en las Islas, además de criticar la política de la Consejería de Bienestar Social en esta materia.

Así lo indicó Cedrés tras escuchar a la consejera de Bienestar Social, Juventud y Vivienda del Gobierno de Canarias, Inés Rojas, quien señaló en comisión parlamentaria que "un total de 3.556 familias, que corresponden a unas 7.000 personas, están percibiendo los beneficios de la Ley Canaria de Inserción y no hay lista de espera para cobrar".

Según Rojas, "en estos cuatro años, 13.849 personas han recibido una prestación canaria de inserción, que en Canarias se sitúa entre los 467 a los 652 euros mensuales, una de las más altas de todo el Estado". En cambio, según Cedrés, "es difícil combatir la pobreza si no se conoce la realidad". Solicitó al Gobierno "que deje de divagar y actuar de forma imprecisa, porque se han perdido cuatro años y hemos vuelto a ver aspectos de la beneficencia".

Rojas matizó que el 73% de los beneficiarios de esta prestación son mujeres de 45 años con estudios primarios y poca cualificación profesional.