Santa Cruz de Tenerife
GÜÍMAR

Los reparos del BIC

La catalogación del Camino del Socorro dificulta o impide cualquier actuación urbanística en la zona, algo que no es bien aceptado por algunos de los que tienen propiedades allí. Otros, sin embargo, consideran que es el reconocimiento al valor histórico de la ruta e incrementa la valía de esas propiedades.
EL DÍA, Güímar
6/jun/11 1:02 AM
Edición impresa

El Camino del Socorro es una ruta con mucha historia y una zona "privilegiada" para vivir en el municipio de Güímar. Este entorno ha estado varios años sujeto a una aplicación urbanística singular como consecuencia de la calificación de Bien de Interés Cultural (BIC). El caso es que tal catalogación no existía.

El Boletín Oficial de Canarias (BOC) del jueves incluyó esa catalogación. Hasta entonces, la zona colindante con el Camino del Socorro no era BIC, aunque la tramitación de ese expediente comenzó hace casi 21 años.

La causa de que la culminación se demorara tanto hay que encontrarla en la apatía de las administraciones para ello. Es más, el primero de los expedientes se vino abajo por denuncias y el segundo se culminó tan sólo 18 días antes de que expirara el plazo legal establecido para concluirlo. Y fue terminado porque alguien denunció esa situación.

Claro que la protección a la que se somete la ruta por la que transita la romería más antigua de Canarias cada 7 de septiembre no tiene adeptos únicamente. Entre algunos de los que cuentan con propiedades en el entorno del Camino los hay que "preferimos tener unas condiciones legales que nos permitan desarrollar nuestras propiedades dentro de una singularidad que aquí estamos concienciados de que debe respetarse".

La declaración de BIC implica que "se implantan restricciones urbanísticas muy importantes y, fundamentalmente, se impide la realización de nuevas construcciones", explican algunos de los vecinos "que preferimos mantener el anonimato".

Pero hay otro grupo que defiende la declaración de BIC "como un elemento que garantiza la protección de este entorno y de nuestras propiedades, hace que esta zona del municipio tenga el reconocimiento que la historia le atribuye e incrementa el valor de cualquiera de estas parcelas". Pero, por encima de todo ello, "el Camino del Socorro es parte esencial de la historia de Güímar, primero, y de Canarias, después".

El Camino del Socorro tiene 4,6 kilómetros y una anchura variable entre los 35 y los 15 metros. Es la ruta por la que la Virgen es trasladada hasta el caserío en la madrugada del 7 de septiembre.

S AN ANTONIO DE PADUA