Santa Cruz de Tenerife
COMISIÓN SENADO

La presencia militar en Canarias no impide su declaración como zona de paz

15/jun/11 16:34
eldia.es

Puerto del Rosario (Fuerteventura) 15 jun (EFE).- La comisión de seguimiento del Senado sobre la declaración de Canarias Zona Internacional de Cultura de Paz y Derechos Humanos considera que la presencia militar en la comunidad no es óbice para que la región obtenga esa denominación por parte de organismos internacionales.

Así se ha pronunciado hoy el portavoz de comisión de seguimiento, Lluis María de Puig, que junto con otros compañeros ha visitado la isla de Fuerteventura para coordinar el plan de trabajo a desarrollar durante los próximos meses con el fin de lograr que Canarias sea el primer territorio del mundo declarado como Zona de Paz y de Derechos Humanos.

Y es que pese a que el portavoz ha comentado que la presencia militar "nada tiene que ver" con esta iniciativa, el Cabildo de la isla les comunicó su preocupación por la "excesiva militarización de la isla" al contar con el campo de tiro de Pájara y el futuro proyecto de instalación de antenas militares en la montaña de La Muda.

El portavoz comentó que trasladará esta preocupación al Ministerio de Defensa en "una primera gestión de información" para comprobar si existen alternativas a estas instalaciones.

En este sentido, afirmó que "no van a pedir al Ministerio que quite los equipos de las islas", ya que comprende la "necesidad geoestratégica" de Canarias para la defensa nacional, pero sí que se abra la posibilidad de negociación y "un puente a la interlocución".

Además, comentó que "hay un proceso europeo en el que ciertas instalaciones militares se eliminen, se retiren o se buscan alternativas" y así ha asegurado que está trabajando el Ministerio de Defensa que ya ha devuelto a la ciudadanía instalaciones como el Castillo de La Palma, en La Coruña.

En otro orden de cosas, el portavoz aseguró que de obtenerse esta denominación se conseguiría que la región fuera un "fuerte punto de referencia entorno a la educación y el respeto a los derechos humanos, la moral y la ética".

Para conseguir esta propuesta la asociación trabaja entrevistándose y reuniéndose con personas, entidades y asociaciones de las islas con el objetivo de informar, definir e implicar a toda la sociedad.