Santa Cruz de Tenerife

Avanza la expansión comercial canaria en África Occidental

Cerca de 200 empresas del Árchipiélago están instaladas en el continente africano en estos momentos. Con plantillas de hasta 20 trabajadores y asentadas en Marruecos, Mauritania, Cabo Verde y Senegal, han creado cerca de 3.000 puestos de trabajo en África.
EL DÍA, S/C de Tenerife
6/jul/11 1:26 AM
Edición impresa

Cabo Verde, Marruecos o Guinea Ecuatorial están sorteando los efectos de la crisis económica mejor que muchos países europeos. La cercanía y el conocimiento de Canarias sobre los países que integran la costa occidental africana hacen que estos mercados sean un buen destino para las inversiones o los intercambios comerciales de los empresarios de las Islas. Salir al exterior no es tarea fácil, pero la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife, junto la Sociedad Canaria de Fomento Económico (Proexca), y el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX) ofrecen a las empresas que estén dispuestas a dar el salto los medios necesarios para que los primeros pasos de la internacionalización les lleven al éxito.

Continente exigente

África se ha convertido en un continente exigente, al que cada día llegan más empresas intentando hacer su particular El Dorado. Cabo Verde, Marruecos, Senegal, Guinea Ecuatorial o Angola son algunos de los nuevos destinos. Pero los tiempos han cambiado. Ya no vale con llegar a bordo de una piragua remontando el río o en la versión moderna, bajando de un avión con un catálogo de saldos europeos. La presencia de las agresivas economías de China o la India, unido a la presencia tradicional de Francia y el Reino Unido, junto con Estados Unidos obliga a ir más preparado que nunca.

La Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Santa Cruz de Tenerife junto con el ICEX y el Gobierno de Canarias, a través de Proexca, tienen un programa para que todas las empresas del Archipiélago que quieran dar el paso tengan la experiencia de un consultor veterano, la agilidad de un nuevo departamento de comercio exterior en la propia empresa y una partida con la que afrontar los primeros gastos. El Plan de Iniciación a la Promoción Exterior (PIPE) consigue estas tres cosas y, de hecho, va tan bien, que ha recibido las bendiciones por parte de las autoridades europeas, que lo consideran una experiencia a imitar.

Hasta la fecha, algo más de 300 empresas canarias, con ganas de crecer, se han apuntado a este programa, a las que hay que sumar otras 6.600 del resto de España. Los resultados son claros. Como media, el 76% ha cumplido sus objetivos y está exportando de manera regular, haciendo ventas al exterior durante varios ejercicios de manera consecutiva. Hoy por hoy, además, la internacionalización de la empresa no es una cuestión de oportunidad, sino de supervivencia de la economía canaria, sobre todo, en un contexto de crisis y de creciente competencia, tal y como apunta el presidente de la Cámara, Ignacio González Martín.

Los empresarios de las Islas que están participando en el PIPE, con el asesoramiento del departamento de Comercio Exterior de la Cámara de Comercio, el ICEX y Proexca, tienen claro que los mercados exteriores suponen una tabla de salvación en estos momentos en que en Canarias el consumo local cae en picado por la crisis.

En el punto de mira

En la Cámara tinerfeña existe el pleno convencimiento de que para fortalecer la economía canaria es absolutamente necesario promover entre nuestras empresas una mayor cultura exportadora. Además, el actual escenario económico "no puede paralizarnos, sino invitarnos a explorar nuevos nichos de mercado y oportunidades", según apuntó el presidente de la Cámara provincial.

Muchos de los nuevos exportadores miran hacia el vecino continente. De hecho, un informe de las Cámaras revela que los países de África Occidental constituyen la principal zona económica a la que las empresas dirigen sus esfuerzos de expansión comercial, sobre todo, Cabo Verde, Senegal y Marruecos.

En estos momentos, cerca de 200 empresas de las Islas están instaladas en el continente africano, según la plataforma digital www.africainfomarket.org, lo que significa que los empresarios canarios han creado más de 3.000 puestos de trabajo en África.

Algunas de estas empresas empezaron a dar sus primeros pasos de la mano del Plan PIPE, dirigiéndose a las economías emergentes cercanas a Canarias. Cabo Verde, que ha vivido un periodo de esplendor, ha sido uno de los destinos más explorados por las firmas canarias.

El 25% de ellas se han visto atraídas por las oportunidades de negocio que ofrece este archipiélago africano. Marruecos es otro de los grandes polos de atracción, sobre todo, para las empresas vinculadas a los sectores de la construcción y el turismo.

En África hay países con tasas de crecimiento económico mayores que las de China. Guinea Ecuatorial es uno de estos ejemplos, junto a Angola, ya que con sus reservas de petróleo y gas atraen a empresas de todo el mundo. El boom económico ha provocado un aumento desmedido de los precios. Esto permite a las empresas que operan en ambos países que logran instalarse rendimientos superiores a los que obtendrían por la misma actividad en el Archipiélago. Conscientes de esta realidad, las Cámaras de Comercio, el ICEX y el Gobierno de Canarias siguen trabajando para mejorar los instrumentos de apoyo a las empresas canarias no sólo en materia de consultoría y asesoramiento, sino también de apoyo económico.

Pero esto no es suficiente si no se cuenta con el equipo adecuado. Para adentrarse en los nuevos mercados es necesario contar con personas preparadas, otra de las aportaciones del PIPE. Hoy ya no es raro encontrarse con un comercial canario recorriendo el continente desde Marruecos a Sudáfrica. El PIPE ha permitido la creación de una nueva masa de empleados especializados en comercio exterior, entrenados con la ayuda de profesionales con más de diez años a su espalda. Para ellos, negociar con un aduanero el levante de una mercancía que lleva días bloqueadas en un puerto es una parte más de su trabajo, tan importante como asegurar el cobro de la exportación.

Inicialmente, las primeras empresas que partieron rumbo al vecino continente pertenecían al sector industrial y buscaban un nuevo mercado en el que ofrecer sus productos. Sin embargo, cada día hay más sociedades de servicios que se adentran en el comercio exterior. Ignacio González Martín considera que "Canarias cuenta con una excelente experiencia en este sector y podemos aprovecharnos de nuestros conocimientos para trabajar en los mercados africanos".

Un negocio rentable

Al respecto, el director de Comercio Exterior de la Cámara tinerfeña, Selim El Gheriani, señaló a EL DÍA que "el crecimiento palpable de las exportaciones de Canarias a África Occidental en el primer trimestre del año quiere decir que, a pesar de este momento de crisis, la exportación es una salida para las empresas isleñas. Al estar paralizado el mercado interior, poder vender fuera aquellas empresas que se han preparado en momento de bonanza, les ha permitido ahora mantener su estructura y continuar con su actividad".

El Gheriani añadió que en la Cámara provincial, "estamos convencidos de que África Occidental no es una oportunidad pasajera, sino que es una actividad que se va a mantener en el tiempo. África no es el futuro, sino el presente y, ahora, hay que aprovecharlo, potenciando cada día más la presencia de las firmas canarias. Eso, en el futuro, nos va a permitir estar en una posición de partida mejor que otros países".

El representante de la institución cameral tinerfeña recalcó que la mayor presencia de las compañías canarias se centra "en Marruecos por ser una economía muy desarrollada, una de las mayores potencias del continente y un país bastante estable, y Cabo Verde, ya que su estructura económica y al ser también un archipiélago nos permite estar casi como en casa. Las empresas canarias saben moverse de una manera muy natural donde se sienten muy cómodas".