Santa Cruz de Tenerife

Los independentistas de base llaman a la unidad

Francisco Javier Baca intenta que los partidos nacionalistas defiendan que los jubilados no paguen impuestos, que el trabajo sea primero para los canarios y la "devolución" del puerto franco.
EL DÍA, S/C de Tenerife
2/oct/11 01:26
Edición impresa

Francisco Javier Baca es un soberanista tinerfeño de base que aboga por la unidad de los partidos nacionalistas. Afirma representar a un sector de la población -unas 2.000 personas- que "ejerce su derecho constitucional a la rebeldía" porque cuestiona la democracia al estar sustentada en "una mentira" (en alusión a la Constitución) que garantiza derechos como la igualdad ante la ley, el trabajo, la educación o la vivienda, que, en la práctica, no llegan a una buena parte de la ciudadanía.

Asegura estar en contacto con un grupo de unas 185 personas que "ya lo que buscaban no era una manifestación de malestar, sino una revolución social" debido a la situación que viven. "No entienden cómo el nacionalismo está tan dividido, en vez de hacer un frente común para frenar a los partidos que controlan la situación", pero el problema es que "todos quieren ser generales".

"Es absurdo tirar piedras al tejado de enfrente cuando están defendiendo lo mismo que nosotros", apunta. Y no tiene intención de crear un partido nuevo: Antonio Cubillo le convenció de que ya hay muchos y que los tres objetivos por los que lucha se pueden conseguir a través de los que ya están creados. "Lo que hay que hacer es un dique contra la marea que ahoga a los canarios", afirma.

Esas metas son que el jubilado no tenga que cotizar más a Hacienda, que trabaje el canario primero que nadie (y que mientras haya un parado canario no haya trabajo para otros) y que se devuelva a las Islas la figura del puerto franco para duplicar el poder adquisitivo de las familias.

Es consciente de que la independencia es una meta "prácticamente" irrealizable porque en Canarias "votan muchos que no son canarios, pero no renuncia a que, por fin, en las Islas gobierne un verdadero partido nacionalista.

Con sus propuestas, Baca contactó ya con algunas de las principales formaciones políticas de las Islas (CCN y ANC, entre otros) con la esperanza de que pueda delegar su lucha en alguna organización que cuente con estructura y logística.

Pese a su simpatía hacia CCN, considera que CC "no es la solución, sino el enemigo" porque "no quiere al pueblo canario". Asegura que la mayoría de los independentistas son ecologistas. "No puedes decirle al pueblo canario, que es ecologista porque quiere su tierra, que vas a perforar el suelo marino habiendo seísmos en El Hierro para desestabilizarlo más todavía a fin de buscar petróleo". asegura.