Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
Detenido en Las Palmas por incitar al yihadismo en las redes sociales leer

El SPD alemán advierte que dimisión de Wulff sería casi una crisis de Estado

Berlín, EFE
26/dic/11 10:40 AM
eldia.es

El presidente del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), Sigmar Gabriel, advirtió hoy de que una dimisión del presidente Christian Wulff, bajo presión por presunto amiguismo, situaría a Alemania en situación de "casi crisis de Estado".

"Sería desastroso y casi como una crisis de Estado, si en menos de dos años dimitiera un segundo presidente", afirmó Gabriel al diario "Die Welt", tras el escándalo persistente en torno a Wulff por un crédito privado y la serie de vacaciones que pasó invitado por hombres de negocios.

Wulff, de la Unión Cristianodemócrata que preside Angela Merkel, accedió al cargo en junio de 2010, tras la dimisión de su correligionario Horst Köhler por unas declaraciones en las que relacionaba la misión en Afganistán con los intereses económicos de Alemania.

Gabriel considera que corresponde a la cámara regional de Baja Sajonia establecer si Wulff incurrió en irregularidades por esos casos, que se remiten a su etapa como primer ministro de ese "Land".

El líder del SPD, quien asimismo fue jefe del Gobierno de Baja Sajonia antes que Wulff, considera imprescindible que éste aclare todo lo correspondiente a su proceder, ya que de ello depende la credibilidad inherente a la Presidencia.

Wulff está bajo presión tras conocerse que en 2008 aceptó un préstamo de medio millón de euros de una familia de empresarios, que liquidó luego con un crédito de un banco público, en condiciones ventajosas.

A esto se sumaron la lista de hasta seis estancias vacacionales que pasó, entre 2003 y 2010, invitado por distintos empresarios de su "Land" y otros asuntos comprometedores.

Tras diez días de goteo informativo, el presidente pidió el pasado miércoles disculpas por no haber actuado "con rectitud".

Desde las filas de la CDU de Merkel se pidió ceder la presión sobre Wulff, al menos en estos días de Navidad, mientras desde la oposición y los medios se ha insistido en el tema.

Wulff no aludió a ello en su mensaje navideño, en el que pidió coraje cívico contra la ultraderecha tras la alarma provocada por los asesinados de inmigrantes cometidos por una célula neonazi.