Sociedad

Europol alerta del aumento del tráfico de pesticidas que causan daños a las personas

EFE, Bruselas
14/ene/12 1:23 AM
Edición impresa

EFE, Bruselas

La agencia de policía europea, Europol, alertó ayer del aumento del tráfico de pesticidas ilegales en Europa, una situación que supone una amenaza tanto desde el punto medioambiental y sanitario como para la seguridad, ya que esas sustancias se pueden utilizar en la fabricación de explosivos.

"Se calcula que más del 25 % de los pesticidas en circulación en algunos Estados miembros procede del mercado ilegal. Esos productos amenazan la salud de agricultores y consumidores, son un riesgo para el entorno y pueden ser utilizados como precursores para fabricar explosivos caseros", explicó la agencia en un comunicado.

Según Europol, el alto beneficio y bajo riesgo que comportan estas actividades delictivas y la falta de armonización de la legislación comunitaria contribuyen al crecimiento del tráfico de pesticidas, que llevan a cabo redes organizadas que operan en todo el continente, pero sobre todo en el noreste de Europa.

Se trata de organizaciones "muy sofisticadas" que han desarrollado cadenas de suministro globales extremadamente complejas y que explotan empresas legales para disimular sus actividades.

"Los ingresos globales asociados a este delito ascienden a miles de millones de euros al año", según Europol.

Protocolo de acción

Para combatir el problema, la agencia y expertos de los Estados miembros de la Unión han elaborado un conjunto de recomendaciones, que incluyen la recopilación de datos sobre el marco legal que regula ese tráfico en la UE.

Asimismo, abogan por las investigaciones transfronterizas que permitan aprovechar los servicios de inteligencia de distintos países para la detección de objetivos en las distintas fases de la cadena del tráfico (producción, importación y exportación, logística y venta).

La policía europea pide además cooperación entre las agencias gubernamentales de los países y empresas privadas de cara a la adopción de "una respuesta completa" que aborde el impacto del problema desde el punto de vista de la salud y el medio ambiente.

Por último, aconseja la elaboración de un informe para mejorar el seguimiento de los materiales peligrosos utilizados en la producción de esas sustancias.