Sociedad

Cuando atracó en Tenerife

El barco de cruceros naufragado en Italia, el "Costa Concordia", no solo llevaba a bordo a pasajeros canarios. El 3 de diciembre de 2010 el barco hizo su primera escala en Tenerife, donde fue recibido con toda clase de honores por las autoridades. EL DÍA realizó en aquellas fechas un reportaje sobre la embarcación, que prometía lujo y relax a sus ocupantes. Un sueño que ha terminado en tragedia.
EL DÍA, S/C de Tenerife
17/ene/12 1:22 AM
Edición impresa

EL DÍA, S/C de Tenerife

El barco de cruceros "Costa Concordia" no era ajeno a Tenerife. No solo porque en sus instalaciones viajaran personas de esta Isla en el momento de su naufragio en Italia, sino porque mantenía una relación que lo llevó a realizar un primer viaje al puerto de Santa Cruz de Tenerife varios años atrás.

En concreto, la embarcación visitó la capital el 3 de diciembre de 2010 prometiendo a quienes lo ocuparan una etapa de lujo, relax y turismo que ha acabado en tragedia y en las portadas de los periódicos por motivos bien diferentes. En aquel momento la expectación que generó fue de tal calibre que llegó a ser recibido por las autoridades portuarias como en las grandes ocasiones.

La travesía que realizó el barco con 3.200 turistas y 1.200 tripulantes en aquella ocasión y que lo une a Tenerife lo llevó también, desde la localidad italiana de Savona, a Barcelona, Casablanca, Funchal, Málaga y Civitavecchia.

El Costa Concordia, botado en 2006, tenía entre sus reclamos, aseguraba la información facilitada por sus propietarios en aquella ocasión, opciones de relax, con cuatro piscinas -dos de ellas con techo desplegable-, cinco jacuzzis y el espacio Samsara Spa, de 6.000 metros cuadrados.

"La nave, decorada con gusto italiano, no desdeña una amplia oferta de bares, restaurantes, teatro y hasta una chocolatería", según la crónica publicada por este periódico al día siguiente.

Aquel despliegue de lujo y tecnología moderna ha terminado en tragedia, con varios muertos e importantes contratiempos financieros.