Santa Cruz de Tenerife
JUSTICIA

Urdangarin afronta su declaración con coraje y ganas de explicarse

EFE, Barcelona
24/ene/12 1:34 AM
Edición impresa

Iñaki Urdangarin se enfrenta a su declaración ante el juez del día 25 "con coraje", según aseguró ayer su abogado, Mario Pascual Vives, quien afirmó que el duque de Palma desea "saberse explicar, hacerlo lo mejor posible y que sea inteligible".

El letrado, que compareció ayer ante los medios, añadió que "si además tiene la capacidad de convicción y argumentación para que el fiscal y el juez puedan tener otra versión, pues bienvenido sea".

Pascual señaló también que le consta que Urdangarin recibe el apoyo de su esposa, la Infanta Cristina, y que "los rumores que pueden haber aparecido sobre la separación en absoluto son ciertos". "Esto es muy imaginativo, e incluso diría que nada más lejos de la realidad de lo que yo sé", precisó el abogado.

Mario Pascual señaló que desconoce si a la declaración de Urdangarin lo acompañará su esposa, si bien subrayó que la Infanta Cristina no tiene nada que ver con los asuntos por los que está imputado su marido.

El letrado declaró además que el duque de Palma está preocupado por el daño que pueda causar a la Casa Real, como lo hizo saber en un comunicado.

El abogado detalló que entre el pasado miércoles y el fin de semana se reunió con Urdangarin para preparar su estrategia de defensa ante su declaración como imputado en una pieza separada del caso Palma Arena el próximo 25 de febrero.

Reuniones de sol a sol

Las reuniones de esos días se prolongaron de sol a sol en un lugar "discreto" de Barcelona para poder trabajar con tranquilidad y preparar un sumario de más de 20.000 folios, dijo el letrado, que indicó que el domingo por la noche el duque de Palma, al que vio muy bien porque es una persona fuerte interna y físicamente, ya estaba en Washington, donde reside.

Ante la prensa, Pascual Vives insistió en la inocencia de Urdangarin sobre el presunto desvío de dinero público a través del Instituto Nóos.

Sobre si el duque era conocedor de las operaciones que se llevaban a cabo, dijo que "para poder ejercitar el derecho de defensa hay que saber qué indicios existen en contra de la persona que hay que defender" y, por ello, están analizando "el contenido de lo que aparece en el procedimiento".

El letrado insistió en que el duque de Palma tiene ganas de ofrecer su versión de lo que vio y lo que recuerda. Estos días se dedicaron a estudiar la declaración y a revisar tanto documentos como la memoria, "porque -dijo- algunos son documentos de hace varios años".